El Pontevedra cierra ante el Melilla la etapa Luismi-Ramos

El técnico convoca a Pol Bueso y Campillo, dudas hasta última hora


pontevedra / la Voz

En un horario poco habitual para Pasarón (12.00 horas) y ante un rival que hace trece años que no pisa tierras granates. El Pontevedra espera al Melilla con las bajas ya sabidas de Nacho López y Berrocal, pero Jesús Ramos incluye a Campillo y Pol Bueso, tocados durante la semana. Entran en la convocatoria del técnico granate, aunque todavía existen dudas sobre la recuperación de Pol, mientras que Alberto Campillo recibió el alta médica el pasado miércoles y pudo completar ya las sesiones.

Pero al margen de las cuestiones puramente tácticas, el partido de esta mañana en Pasarón estará marcado por el cierre de una etapa, de una era que durante casi dos años comandó Luismi y Jesús Ramos. Este último asumió el mando de la nave con la misma interinidad que lo había hecho su compañero cuando el club destituyó a Luisito. Esta vez, su gestión como primer entrenador tenía fecha de caducidad. Este lunes asume el mando Carlos Pouso.

Pero Jesús Ramos quiere que su gestión se cierre con pleno de victorias. Dos partidos, dos triunfos. Asumió cambios en el partido ante el Celta B y le salió bien al salvar Rivera el partido en el último minuto. Ahora tendrá la oportunidad de cerrar su breve paso por el banquillo con otra victoria, esta vez ante su afición. Será su mejor despedida después de dos años acompañado a Luismi Areda y dos encuentros dirigiendo en solitario. El Melilla llegará a un Pasarón maltrecho que puede jugar en su contra. Las fuertes lluvias de los últimos días evidenciarán el mal estado del terreno de juego a medida que pasen los minutos. El técnico rival, Víctor Cea, sabe que ese es uno de los mayores hándicaps que tendrán en su visita de hoy. Intentará minimizar esa dificultad intentando dominar el partido desde el primer minutos y aprovechándose de la falta de regularidad de los granates en esta primera parte de la temporada. Muchos de los goles han llegado en los primeros minutos de juego, cuando el equipo todavía estaba ubicándose en el campo. El Melilla tiene toda la plantilla disponible, incluso ha recuperado estos días a Jordi Ortega, lesionado desde el pasado enero. Aunque ya estaría en disposición de viajar, el club quiere ser prudente y esperar a que el centrocampista coja el ritmo de entrenamientos y exigencia.

La victoria es importante para ambos, pero quizás esta mañana Jesús Ramos se juega más que sus rivales, pelea por dejar al Pontevedra mejor de lo que lo cogió hace dos semanas. Se ofreció al club para lo que hiciese falta, además de seguir como coordinador de la base.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
0 votos
Comentarios

El Pontevedra cierra ante el Melilla la etapa Luismi-Ramos