1994: Huelga indefinida de la grúa en Pontevedra

Ocurrió el 18 de octubre de 1994


Es como el sueño de cualquier conductor insolidario: una huelga de la grúa. Es decir, barra libre para aparcar sin riesgo a ser multado. Pues eso es lo que ocurrió en Pontevedra a partir del 18 de octubre de 1994. La empresa que entonces tenía la concesión del servicio, Gruponsa, había dejado de pagar a sus trabajadores alegando que el Ayuntamiento le adeudaba 150 millones de pesetas (900.000 euros). Lejos de reconocer tal deuda, desde el Concello se acusaba a la empresa de incumplimiento del contrato por no haber presentado las cuentas semestrales de resultados. Es más, el gobierno local afirmaba que los beneficios obtenidos por la empresa en los tres años anteriores «excede cualquier previsión o límite razonable y permitido en la concesión de un servicio público». Así las cosas, entre tiras y aflojas de unos y otros, los trabajadores pagaban el pato y estaban sin cobrar. Por eso aquel 18 de octubre iniciaron una huelga indefinida.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
0 votos
Comentarios

1994: Huelga indefinida de la grúa en Pontevedra