La moda del palo-vending

Así se denomina el cada vez más creciente robo en instalaciones de venta automática


Pontevedra / La voz

Los puestos de máquinas expendedoras han proliferado en la ciudad como setas en otoño y al albur de ellas el creciente interés de los amigos de lo ajeno. Si ya hace unos días la policía alertaba del incremento de los robos en este tipo de establecimientos, el pillaje de este martes en el local de la Rúa da Ponte lo confirma.

El modus operandi ha sido el mismo de las últimas veces. Los cacos la emprendieron primero a martillazos contra el cristal de una de las máquinas que resistió los impactos y más tarde intentaron reventar el cajetín de monedas de otra que también opuso resistencia. Y, o bien porque temieron ser sorprendidos en su fechoría, o por la frustración de obtener tan mísero botín se replanteasen su carrera delictiva, el caso es que se marcharon olvidándose en la huida el martillo que tan mal resultado les dio.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
2 votos
Comentarios

La moda del palo-vending