El dron que vuela bajo el suelo

Los trabajos de mejora de la galería de servicios incorporan un aparato a control remoto que permite comprobar al detalle el estado de las redes de agua y saneamiento


Pontevedra / la voz

La galería de servicios que bordea el río Lérez entre el puente de Los Tirantes y el de la autopista, y que alberga en su interior conducciones de agua y saneamiento, cuenta estos días con un insólito visitante: un dron, un aparato volador a control remoto, que está inspeccionando prácticamente palmo a palmo el estado de las tuberías que discurren bajo las avenida de Buenos Aires, Uruguay y As Corbaceiras.

La empresa que gestiona los servicios de abastecimiento y saneamiento, Viaqua, ha incorporado este dron a los trabajos de mejora que se acometen en la galería, que cuentan con un presupuesto que ronda los 360.000 euros y que se ejecutan con cargo a las inversiones previstas en el contrato.

El uso del dron permite a los técnicos comprobar cuál es el estado de conservación de las diversas conducciones que hay en la galería: una tubería que canaliza el agua que se sirve a Marín y Bueu; otra que da servicio a la red pontevedresa; y una tubería de alcantarillado.

Empleando la tecnología que proporciona el dron se evita que tengan que acceder operarios a la galería, un trabajo normalmente laborioso y que, en caso de fugas de la red de alcantarillado, requieren de un período de ventilación antes de que se pueda acceder al interior del túnel.

Los trabajos que se están llevando a cabo van en tres direcciones. Por un lado, se van a instalar sensores de ruido y de conductividad en las redes de abastecimiento. De este modo, se podrá detectar instantáneamente la existencia de fugas o filtraciones. Estos sensores permitirán detectar fugas al instante, y comunicarlas de modo inmediato al centro de control, operativo las 24 horas del día. La instalación de los sensores tiene un coste de unos 47.000 euros.

El segundo trabajo que se está llevando a cabo es la renovación de los soportes que aguanten las tuberías de las redes de abastecimiento doméstico. Está previsto sustituir 70 soportes en la tubería de 500 milímetros y de una treintena en la otra, más pequeña. El presupuesto de esta actuación supera los 113.000 euros.

Pozos de registro

La tercera línea de trabajo corresponde a la red de saneamiento y consiste en ampliar los pozos de registro que hay a lo largo de la galería subterránea para que todos ellos tengan acceso directo desde el exterior. Actualmente estos pozos están dentro de la galería, y el acceso a los mismos en caso de avería resulta complicado.

Con un presupuesto de 197.000 euros, se ampliarán los pozos para que cada uno cuente con una tapa de registro al nivel de la calzada. De esta forma, en caso de avería se podrán introducir cámaras desde el exterior para localizar el punto exacto.

La concejala responsable del Ciclo da Auga, Carme da Silva (BNG), explicó ayer que con estas actuaciones se pretende «alongar a vida útil da galería de servizos».

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
0 votos
Comentarios

El dron que vuela bajo el suelo