«No nos tomemos el omeprazol antes de ir a comer un cocido»

María Hermida
maría hermida PONTEVEDRA / LA VOZ

PONTEVEDRA

ramon leiro

El jefe del servicio de Farmacia del CHOP habló sobre el origen, la producción y el consumo de los medicamentos en las Charlas Saludables de La Voz

25 sep 2019 . Actualizado a las 21:54 h.

Un total de 50 millones de euros. Eso es lo que gastan cada año los hospitales del área sanitaria de Pontevedra -los de la capital provincial y el de O Salnés- en medicamentos. Así lo dijo ayer el jefe del servicio de Farmacia del CHOP, Carlos Crespo Diz, en las Charlas Saludables que organiza La Voz de Galicia y el Sergas. Habló Crespo sobre el el origen, producción y consumo de medicinas y no dejó indiferente al público, que acabó cosiendo al facultativo a preguntas. Además, no solo dio esa cifra sino que, ya en los postres de su charla, contó también que a veces ocurre que un solo paciente necesita medicamentos que cuestan un millón de euros al año y que, por supuesto, «los tiene».

Empezó Crespo hablando de la producción de medicamentos. Y puso un vídeo bien elocuente. Un estudiante de Farmacia contaba desde la pantalla que iba a tomarse todos los medicamentos que se vendían en páginas webs ilegales. Algunos decían que le harían crecer el pelo, otros que estimularían su masa corporal... el estudiante los tomaba y comprobaba que los efectos en su cuerpo eran desastrosos. El vídeo dio pie a que Carlos Crespo lanzase una primera advertencia: «Los remedios secretos están prohibidos». Habló luego sobre el origen de los fármacos. Y el público descubrió entonces que muchas de las plantas que son familiares en Galicia están detrás de la producción de conocidos medicamentos. 

El profesional se ocupó de buscar ejemplos cercanos. Y contó la historia del pionero Instituto Bioquímico Miguel Servet de Vigo, donde antes de la Guerra Civil se producía ergotamina con cornezuelo del centeno.

Habló también largo y tendido sobre el largo proceso y las distintas fases por las que sí o sí tiene que pasar un medicamento antes de ser comercializado y las numerosas inspecciones que pasan las instalaciones farmacéuticas de los hospitales. Se refirió concretamente al caso de Montecelo, donde dijo que costó tres años adecuar ese espacio. Fruto de todo ese trabajo «ahora hay unas instalaciones que son una referencia, que son visitadas cada año por profesionales de todos los hospitales de España». Indicó que de Montecelo sale al año 28.000 preparaciones al año y mostró un vídeo bien didáctico sobre el trabajo que realizan.

El público no se quedó callado tras la charla del jefe del servicio de Farmacia del CHOP, Carlos Crespo Diz. Fueron numerosos los interrogantes planteados, a los que el facultativo respondió con tanto afán didáctico como retranca. A continuación, un resumen de los interrogantes planteados:

 ¿No podrían ser más cortos y con letra más grande los prospectos?

Ante esta cuestión, Crespo respondió: «Es un debate que sí se planteó, de hecho se mejoraron los prospectos. Pero la autoridad sanitaria es garantista y prefiere ponerlo todo. Los prospectos no deben asustarnos. Es mejor asustarse por tomar un medicamento que le fue bien a un amigo o a un conocido, eso sí es un peligro».

 ¿Usamos bien los medicamentos o aún nos automedicamos?

Se le hicieron numerosas preguntas a Carlos Crespo sobre la automedicación. Él, tiró de retranca: «Hay de todo. Pero, por favor, no nos tomemos el omeprazol antes de irnos a comer el cocido. No es para eso y acabará teniendo efectos negativos en nuestra salud. Como mucho, un antiácido. Pero con precauciones».

 ¿Los medicamentos genéricos hacen el mismo efecto o no es así?

No hay ninguna diferencia entre los genéricos y las marcas concretas, indicó el doctor Crespo. «Todo está regulado por el principio activo. Podemos pensar que los mil y un genéricos del omeprazol que ya hay son distintos... Pues no. Para Europa todos se fabrican de la misma manera en el mismo laboratorio de Cataluña. De allí sale el mismo omeprazol con numerosas marcas.