La cofradía lamenta que el paseo litoral a Marín se olvide de las mariscadoras

El pósito pidió que se incluyesen dos bajadas peatonales a la playa en el nuevo tramo pivotado y una rampa para tractores


pontevedra / la voz

La cofradía de pescadores de Lourizán, por cuyo borde discurre íntegro el futuro paseo a Marín desde Pontevedra, no sabe por qué no se han atendido ninguna de sus alegaciones al proyecto que el pasado martes presentó en Pontevedra el delegado del Gobierno, Javier Losada. A la cita, acudieron los alcaldes de Pontevedra y Marín, Miguel Anxo Fernández Lores y María Ramallo, la presidenta de la Diputación, Carmela Silva, y representantes de todos los grupos municipales de la capital. Nadie invitó a la cofradía, el único colectivo profesional directamente afectado por cualquier obra en este tramo costero. Para la patrona mayor, María del Carmen Vázquez, este silencio es incomprensible, sobre todo si se tiene en cuenta de que el ámbito por el que discurrirá la parte del paseo sobre pivotes, discurre íntegramente por el banco de Os Praceres, el más importante de la ría.

El pósito pidió dos cosas. Por un lado, que se abriesen uno o dos escaleras como los de la pasarela ya existente para que se acceda y se salga de la playa sin tener que ir a dar la vuelta varios cientos de metros. Es una medida que Vázquez entiende que es lógica. Permitiría que las mariscadoras accediesen a esta parte del banco cómodamente, y no perderían tiempo con las mareas. Esta medida facilitaría cualquier evacuación que hubiese en la playa.

La segunda petición era que se habilitase una especie de rampa que permitiese el acceso del tractor de la cofradía a la zona del banco marisquero frente al nudo de Ence. Los tractores se emplean para la retirada de algas de la arena y para remover el sustrato en el banco marisquero para hacerlo más fértil.

Reunión infructuosa

La patrona mayor se reunió, antes de la visita de Losada, con el jefe provincial de Costas, para intentar saber qué pasaba con estas alegaciones, ya que el proyecto acababa de salir a licitación. La cita en Costas acabó de forma insatisfactoria para Vázquez, porque no solo no se incluyó ninguna de sus peticiones, sino que no se le quiso explicar por qué no se hizo. «Nos dijeron que estábamos bajo la Consellería y que era Mar quien tenía que haber alegado», se quejó la patrona mayor, ya que Costas nunca les dijo nada parecido antes y ahora Madrid dice que ya es tarde. Cualquier cambio tendría que esperar a un futuro que para las mariscadoras ven lejano.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
0 votos
Comentarios

La cofradía lamenta que el paseo litoral a Marín se olvide de las mariscadoras