«Nunca viera un despliegue policial así, ya me imaginé que habría una redada»

Vecinos de Estribela, en el límite entre Marín y Pontevedra, fueron testigos del nuevo golpe al narcotráfico a gran escala en Marín y Pontevedra


Pontevedra

Estribela, uno de los puntos calientes de la operación antidrogada a gran escala llevaba a cabo el jueves en Pontevedra y Marín, amaneció hoy, viernes, con niebla fría, orballo y tranquilidad. En la plaza del Marqués de Valterra, que sirve de frontera entre los municipios de Marín y Pontevedra y es el corazón del del barrio, a las ocho y media de la mañana apenas había movimiento. Trabaja con ansia, eso sí, la encargada de la churrería Galiano, que ocupa un puesto en medio de una plaza en la que se combina un parque infantil con un gran aparcamiento. Ponía cara de sorpresa absoluta al saber que la policía había tomado la plaza solo unas horas antes: «¿Hubo una redada aquí? Pues yo ni me enteré. Me fui sobre las once de la mañana y quedaba todo tranquilo», indicaba. 

Sin embargo,  la mujer de la churrería era de las pocas que se sorprendían de la redada. El resto de los viandantes, como quienes tomaban café en un par de negocios hosteleros, no dejaban de comentar lo ocurrido el día anterior. «Vinieron un montón de policías», se oía decir. Entre quienes estaban perplejos con el despliegue policial del jueves se encontraban María y Poli, que hoy, viernes, a primera hora, paseaban a su perro por Marqués de Valterra. «Yo nunca viera un despliegue policial así, ya me imaginé que habría una redada, porque era mucho más grande el dispositivo que cuando hay un control de alcoholemia», decía. Su acompañante, Poli, que trabaja en el muelle de Marín, indicaba: «Yo sí que vi otros despliegues parecidos, pero siempre por redadas. Había un helicóptero y muchos policías. Luego ya nos enteramos por el Facebook de que habían pillado bastante droga». Con esas palabras se referían al operativo policial llevado a cabo el jueves.

Incautados más de 500 kilos de cocaína en una operación con 5 detenidos en Pontevedra y Vigo

María Hermida

La droga entró por la costa gallega, pero la policía esperaba su llegada y pudo intervenirla. Fue incatada en una nave situada en el lugar de Coirados en Marín

Nuevo golpe al narcotráfico a gran escala en Galicia. Esta vez, uno de los puntos calientes de la trama criminal estaba en el límite entre Pontevedra y Marín. Allí hubo un amplio operativo policial en Estribela, el punto que hace de frontera entre los dos municipios citados. Aunque la operación sigue abierta y está bajo secreto de sumario, trascendió que hay cinco detenidos, 3 en Pontevedra y 2 en Vigo, según informó el delegado del Gobierno en Galicia, Javier Losada. Son todos españoles y no se descartan nuevas detenciones en las próximas horas. La droga incautada podría superar los 500 kilos de cocaína que estaban en una nave en el lugar de Coirados, en Marín.

Seguir leyendo

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
13 votos
Comentarios

«Nunca viera un despliegue policial así, ya me imaginé que habría una redada»