El Froiz se aferra a la fuerza mental para ganar la Vuelta a Galicia

El equipo envía un perfil escalador a la prueba que arrancará este jueves


El Froiz llega a su prueba de fuego. Se prepara para dar la batalla en la competición reina, en el objetivo de la temporada. Todo lo que han trabajado hasta ahora es para llegar en el mejor nivel de forma a la Vuelta a Galicia. Cuatro etapas en las que el equipo peleará por sumar el noveno título autonómico y si eso no ocurre, como decía ayer su director deportivo, Esvaristo Portela, «estaré igualmente satisfecho porqué sé que no va a ser por falta de trabajo».

El equipo tiene la fortaleza física, pero sobre todo tiene la mental. «Lo que más me preocupaba era que los corredores llegaran mentalmente fuertes y eso se ha cumplido, nuestro objetivo es ganarla, pero si no lo hacemos seguiré igual de contento porque nuestro objetivo es trabajarla al cien por cien», aseguraba el responsable del equipo en la sede central del Grupo Froiz, en Lourido. A 48 horas de que arranque la Volta, el presidente del grupo empresarial, Magín Froiz, acompañó al equipo para animarlos y desearles suerte.

Martín Lestido, Víctor Romero, Iván Martínez, Adrián Barros, Arozamena, Guillermo García y Diego Noriega serán los corredores que el equipo enviará a la Volta. Su perfil escalador puede ser determinante para llevarse el título. «Enviamos un equipo escalador, tenemos solo a Víctor Romero para las etapas llanas porque ahí va muy fuerte, pero trabajamos muy bien equipo», destacó Portela, que a las puertas de la última carrera analiza la temporada. «Estamos satisfechos, hemos tenido un equipo muy rejuvenecido, muy joven, estamos apostando por lo sub-23 y después nos han fallado dos líderes a mitad de abril por enfermedad y eso ha debilitado al equipo en los élite, pero aún a todo hemos estados ahí entre los tres mejores de España en el ránking», subraya el director deportivo, que resalta que «no solo importa ganar, también la actitud es importante y ahí este equipo es inmejorable».

La Volta a Galicia arrancará el jueves con una crono de 8,3 kilómetros en Baiona, en la que se empezará a fijar el trabajo para los próximos días. La segunda etapa tendrá como punto de partida nuevamente BAiona, donde el Froiz está asentado ya desde ayer, y cubrirá 133 kilómetros hasta Baredo después de haber subido el alto de Tebra y el Alto da Groba, el único de primera categoría en esta segunda etapa. El sábado tomarán la salida en Teixeiro para llegar a Curtis 155 kilómetros después. Superarán el Ato de Amenoeiras y dos veces el puerto de Queimada, de segunda categoría.

Final en alto

La última prueba de la Volta a Galicia conducirá al Froiz desde Viveiro hasta el Alto de San Roque. Serán 130 kilómetros en los que atravesarán el Alto do Cruceiro, el Alto de Couboeira, ambos de tercera categoría hasta acabar en el de San Roque de primera categoría. Será una etapa más duro para cerrar una Volta a Galicia marcada por la escalada.

Desde el Froiz aseguran que parten como favoritos para una prueba que ya han ganado en ocho ocasiones, pero pese a ese puesto ventajoso que da la historia, hay que salir a competir. «El equipo llega bien y mentalizado tanto física como mentalmente, pero después en la carretera pueden pasar situaciones ajenas a nosotros. Yo estoy satisfecho porque sé si que hay actitud», explica Evaristo Portela. Los rivales gallegos a los que se enfrentan son duros, pero también lo son los que llegan del resto de España. Cortizo y Rías Baixas se unen a la mancheta de competidores, en la que el Lizarte o Caja Rural serán los encargados de apretar. «Que vengan esos equipos fuertes hace que los gallegos no estén pendientes de lo que hace el Froiz y de marcar a nuestros corredores. Así, si vienen equipos fuertes de fuera podrán llevar la carrera», subraya Portela antes de salir rumbo a Baiona con el equipo.

En ese papel de equipo ganador, los sub-23 han dado un paso al frente. El Froiz ha querido cambiar su rumbo con una apuesta a medio plazo por competidores jóvenes que se puedan llegar a convertir en un referente dentro de la categoría. Este año se han reivindicado después de los problemas con los élite que ha habido en el inicio de la campaña. «Los sub-23 dieron un importante paso al frente, quiero probar dos años con ellos y darle más oportunidades a ver si podemos luchar con los equipos de Lizarte, o Caja Rural», comenta Portela, que cree que la base es tener cuatro o cinco corredores élite para no ejercer mucha presión sobre los más jóvenes, pero apostar fuerte por los Sub-23.

Este fin de semana tendrán la oportunidad de reivindicarse en casa, en la vuelta estrella de la temporada.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
0 votos
Comentarios

El Froiz se aferra a la fuerza mental para ganar la Vuelta a Galicia