Hambre y juventud para engordar a un Peixe que se baña en Oro

El equipo marinense recibe hoy al Básquet Coruña en cuartos de la Copa Galicia


pontevedra / la voz

El Peixe ya ha arrancado. Hoy tendrá su primer punto de control en A Raña en el partido de cuartos de Copa Galicia ante el Básquet Coruña. Podría ser un buen termómetro para medir el estado de una plantilla que cuenta con siete caras nuevas, pero para su entrenador, este examen llega demasiado pronto como para poder evaluar a una grupo que derrocha hambre y juventud.

Ahora le toca casar estas dos cualidades para hacer un plantel competitivo para nadar en las difíciles aguas de LEB Oro. Javi Llorente espera que antes de que la competición arranque el próximo 2 de septiembre, el grupo sea ya un equipo. «Con al economía que tenemos, estoy contento con el equipo que hemos hecho, vamos a intentar ser competitivos, tienen talento, pero habrá que esperar 15 días para poder valorarlo», subraya Javi Llorente, que cree que si llegan a la semifinal de A Raña el día 20 de septiembre «podremos ver una realidad de lo que nos podemos encontrar en liga».

El Peixe ha empezado muy poco a poco. Los primeros días del entrenamiento estuvieron a medio gas, con apenas seis jugadores, que fueron aumentando con los días. Ahora trabajan en conocerse y hacer encajar a las siete piezas nuevas, que esperan completar con un jugador interior «importante». Todavía no tiene nombres y apellidos, pero esperan por él para sumar las diez fichas. Las otras dos hasta doce irán para largo.

Esa juventud de la que goza el equipo tiene una cruz en la pista. «A priori te condiciona mucho, tenemos que acostumbrarnos a los contactos de una liga más física, con jugadores con experiencia que en momentos decisivos son capaces de sacar los partidos, el objetivo será llevar el partido a nuestro terreno», explica el técnico granate, que cree que esas cualidades de la plantilla pueden imprimir desde hoy un ritmo muy fuerte a los partidos. Esta noche contará con todos los fichajes para el partido de cuartos de A Raña.

Poca experiencia en Oro

Ninguno de los jugadores tienen experiencia en LEB Oro. Solo Alejandro Mazaira y Carlos Noguerol la conocen algo, pero con un papel muy secundario. Estuvieron en las filas del filial del Barça y Básquet Coruña, respectivamente, en etapas anteriores.

Cada una de las incorporaciones juegan un rol distinto en el equipo. Algunos de ellos todavía necesitan algo más de determinación para tener un papel relevante, pero Llorente no descarta que lo puedan conseguir con algo más de rodaje. Rodrigo Seoane llega cedido del UCAM Murcia, con el que hizo la pretemporada, pero «necesita mejorar físicamente para competir en esta liga», mientras otros como Mazaira tendrá que adaptarse a Oro después de dos años en Plata. Llega del Zornotza. «Tiene talento y con una mejora física, va a destacar, no ha tenido la relevancia en un equipo como podrá tener aquí», destaca el técnico, que confía a ciegas en una plantilla súper renovada.

El pívot Shaquille Doorson es esa tercera pieza que necesita completar su formación para estar en categoría sénior. Su gran envergadura, con 2,13 de altura, y sus condiciones físicas lo pueden convertir en una pieza importante. «Es el único interior que tenemos en estos momentos, pero a nada que vaya conociendo el juego, nos va a ayudar mucho», destaca Llorente, quien asegura que una de las piezas más importantes del equipo va a ser Joel Hernández. «Es un jugador diferencial, anotador, bueno en el uno contra uno, físicamente es de otra categoría», comenta. El escolta americano está en su primer año sénior. El hándicap que tiene es que lleva un año parado al llegar de una liga asiática. «Mucho de lo que consigamos va a depender de él», sentencia Llorente, que este año contará con dos rookie, además de Jacobo Díaz. Este ala -pívot regresa de jugar en el norteamericano Crimson Hawks y trabaja en adaptarse al juego español. La experiencia en la liga universitaria puede ser determinante en el nuevo Peixe.

El último en llegar, Romone Saunders, lo hizo hace solo cinco días y necesita un período de adaptación para poder valorar su calidad, pero las primeras pinceladas apuntan a que puede formar un trío perfecto con Taiwo y Joel Fernández en el juego exterior. «Es un buen pasador y defensor», asegura Llorente que se da de margen hasta el 25 de septiembre. Hasta ahí queda mucho que engordar para que el Peixe nade con soltura.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
0 votos
Tags
Comentarios

Hambre y juventud para engordar a un Peixe que se baña en Oro