Las guarderías públicas dejan en lista de espera a 185 niños en la ciudad

Mientras tanto, en la escuela infantil de Tenorio, a diez minutos en coche de Pontevedra, quedan 35 plazas vacantes


pontevedra / la voz

El curso, ese mismo que empezará el día 11 para los niños de infantil y primaria, ya está en marcha en las escuelas infantiles públicas. Comenzó en algunos centros con jornadas de puertas abiertas para que pequeños y papás se familiaricen con las instalaciones. Y sigue actualmente con los períodos de adaptación. En las guarderías públicas de Pontevedra ciudad, que incluye la del edificio administrativo de la Xunta, la de A Parda, el campus, Monte Porreiro, Campolongo y O Toxo, están ya matriculados 456 pequeños. Quedaron en lista de espera en la convocatoria ordinaria 185 niños, aunque alguno podría entrar de forma extraordinaria e incorporarse en el mes de octubre. Además, las familias que no tienen plaza, si lo solicitan, tendrán un Bono Concilia para pagar una escuela privada.

La situación se repite año tras año. Hay una amplísima lista de espera en tres escuelas infantiles de la ciudad, la Galiña Azul de A Parda y las guarderías públicas de Campolongo y O Toxo -ubicada esta última en la calle San Roque-. Aunque también quedan niños fuera, la lista de aguarda es mucho menor en la guardería del campus o en la de Monte Porreiro.

El problema es que la demanda de plazas va a dos velocidades en la comarca de Pontevedra. Mientras en la ciudad se quedan fuera 185 críos, en otras guarderías de la zona hay numerosas vacantes. El ejemplo más llamativo es el de la Galiña Azul de Tenorio, que está a diez minutos en coche de Pontevedra. Pese a su cercanía, en la convocatoria ordinaria le quedaron 35 vacantes.

En otros municipios

¿Qué ocurre en otros concellos grandes de la comarca? En Marín, que tiene tres guarderías de titularidad autonómica, la demanda está bastante pareja con la oferta de plazas. Es cierto que quedan algunos niños en lista de espera, pero también hay varias vacantes. Esto sucede porque puede haber padres que piden horarios que ya están copados o plaza para una franja de edad cuyo grupo está al completo mientras que otros quedan libres y sin que nadie los acabe solicitando.

En Poio, donde hay una Galiña Azul con 87 plazas, se matricularon ya 82 niños. En Sanxenxo, las guarderías no pertenecen a la Xunta sino que son de gestión municipal. El Concello informó de que a O Tombo acudirán un total de 46 niños y en O Revel cuidarán de otros 61.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
0 votos
Comentarios

Las guarderías públicas dejan en lista de espera a 185 niños en la ciudad