Tres castros buscan ganar atractivo turístico

Fomento prioriza la musealización de los yacimientos históricos del Alobre, Subidá y Toiriz


pontevedra / la voz

La excavación, en unos casos, y la consolidación de estructuras, en otros, que la Diputación de Pontevedra realizó en los castros de la provincia hace tres años fue la primera fase de un proyecto de puesta en valor más amplio y que entrará en su fase final el próximo otoño. Esta es la fecha que se marca Fomento para asumir su parte en el protocolo firmado entre la institución provincial y el Gobierno central. Se trata de llevar adelante proyectos de musealización, es decir, una serie de actuaciones complementarias que permita al público que los visite saber qué están viendo más allá de los consabidos tópicos generalistas sobre la cultura castrexa en Galicia. Y es que cada uno de estos yacimientos arqueológicos aporta una pieza de ese enorme puzle que compone la historia de Galicia en los siglos anteriores a la llegada de los romanos y la transformación social y cultural que supuso la llegada de las águilas imperiales a la antigua Gallaecia.

La Diputación escogió los castros del programa cultural, siguiendo criterios técnicos. Por este motivo se encuentran desde ubicaciones que estaban habitadas en los primeros siglos de la Edad de Hierro hasta yacimientos significativos para toda la etapa romana, desde la romanización al declive del Imperio en la Península Ibérica. La tramitación administrativa de estos últimos trabajos de musealización, con muchos departamentos estatales y autonómicos involucrados, fue lenta. Sin embargo, ahora Fomento ya dispone de todas las bendiciones para los proyectos de tres de estos castros. Se trata del Alobre, en Vilagarcía; Subidá, en la parroquia marinense de Mogor; y Toiriz, en Silleda. Las intervenciones están en proceso de contratación por parte del ministerio y las obras empezarán antes de fin de año.

Hay un segundo grupo de yacimientos que disponen de proyectos de musealización ya redactados y entregados en Patrimonio. Ahora solo falta que la Xunta les dé el visto bueno para poder licitarse y que los especialistas se pongan manos a la obra. En esta categoría se encuentran A Lanzada, en Sanxenxo; Penalba, en Campo Lameiro; Mercado dos Mouros e Igrexa Vella, en Valga; Adro Vello, en O Grove, Alto dos Cubos, en Tui; y Cruz do Castro, en Cerdedo-Cotobade.

Limpieza en A Lanzada

En este grupo cabe destacar A Lanzada, donde la Diputación acometerá una pequeña actuación esta semana, que no tiene que ver con el programa de Fomento. En este yacimiento sanxenxino se llevará a cabo la limpieza de la maleza del espacio arqueológico y la reposición de su cierre perimetral de madera y de los paneles explicativos sobre las últimas excavaciones. Desde la institución provincial precisaron que esperaron hasta que pasasen las fiestas de la virgen de A Lanzada, que se celebraron el pasado fin de semana, para no interferir en la celebración de los festejos. El yacimiento de Noalla fue objeto de actos vandálicos, como la destrucción de varios de sus paneles y el derribo de piezas del vallado.

Por su parte, en una tercera lista de yacimientos de la provincia se encuentran aquellos más retrasados desde el punto de vista del procedimiento burocrático. En estos casos se están terminando todavía los proyectos de musealización, que Fomento tendrá que consensuar con Patrimonio. En esta situación se hallan los de Taboadexa, en As Neves; Troña, en Ponteareas; Santa Trega, en A Guarda; O Facho de Donón, en Cangas; Porta de Arcos, en Rodeiro; Cabeciña, en Oia; y Castrolandín, en Cuntis.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
1 votos
Comentarios

Tres castros buscan ganar atractivo turístico