La festa do Porquiño á Brasa llena Amil

La celebración repitió el éxito de público y de comensales como una de las principales citas gastronómicas de la comarca


Moraña / La Voz

Día grande en la parroquia morañese de Amil con la celebradión de la Festa do Porquiño á Brasa, una de las citas gastronómicas de mayor arraigo en la comarca y que congregó a muchísimos comensales, tanto en la carpa como en casas particulares. Organiza la asociación Gastronómica Cultural de Amil. Los lotes se reservaron previamente y están diseñados para grupos de veinte personas. Cada porquiño pesa de unos catorce a dieciseis kilos y se asa en el lugar del festejo a la vista de todos, vecinos y comensales. En el lote se incluyen también empanadas de kilo y medio de zorza y de bacalo con pasas, así como doce botellas de Barrantes, seis de agua, dos bollas de pan, dos bicas y café de potes. Los lotes que se sirvieron en la carpa son 55, aunque se prepararon más porquiños á brasa para los comensales que lo solicitaron. El programa de festejos se inició a primerísima hora del día, con el encendido de las hogueras en torno a las que se se colocaron los porquiños. Durante la mañana hubo música, bailes y a las dos de la tarde se sortearon los porquiños entre los que solicitaron lotes. Por la tarde se celebran juegos tradicionales y la fiesta rematará al anochecer.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
0 votos
Comentarios

La festa do Porquiño á Brasa llena Amil