Cerponzóns apoya la petición para que el toque de campanas sea Patrimonio de la Humanidad

Miembros de una asociación de Valencia visitaron la iglesia


pontevedra / la voz

Dos miembros de la Asociación de Campaneros D’Albaida, de Valencia, visitaron este lunes la parroquia de Cerponzóns, en Pontevedra, en el marco de un trabajo de documentación sobre el toque manual de campanas en España. Según explicó Juan José Esperón, de la Asociación de Veciños O Chedeiro, de Cerponzóns, este colectivo valenciano junto a otros dos pretenden que la Organización de las Naciones Unidas para la Educación, la Ciencia y la Cultura (Unesco) declare el sonido de las campanas tocadas a mano como Patrimonio Inmaterial de la Humanidad.

«Subieron al campanario de la iglesia, estuvieron hablando con el sacristán y con varios vecinos y tomaron nota de todo. Son dos chicos muy amables que están recorriendo distintas comunidades en una furgoneta para documentar en qué parroquias se sigue tocando a mano», señaló Esperón. Ambos colectivos mantendrán el contacto a partir de ahora. Además de visitar la iglesia de la parroquia milenaria de Cerponzóns, los integrantes de D’Albaida también estuvieron en Bastavales, en Brión (A Coruña).

Desde O Chedeiro subrayan que las campanas de su iglesia son una manifestación representativa del patrimonio cultural inmaterial. Recuerdan que el pasado 17 de abril el Consejo de Ministros declaró el toque manual de campanas como manifestación representativa del patrimonio cultural inmaterial. Se trata de un lenguaje sonoro que funcionó a lo largo de los siglos como un medio de comunicación debido a que cumple las funciones de informar, coordinar, delimitar el territorio y proteger. Cerponzóns es una de las tres parroquias gallegas que se suma a la petición ante la Unesco.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
1 votos
Comentarios

Cerponzóns apoya la petición para que el toque de campanas sea Patrimonio de la Humanidad