Cinco jinetes para capitanear el ascenso

Los jugadores que siguen en el Teucro apuestan por la prudencia para intentar el asalto a Asobal


pontevedra / La voz

El borrón y cuenta nueva del Teucro ha sido radical. Descender de categoría supuso un coste moral para muchos jugadores, que al despedirse de Asobal lo hicieron también del club. Ofertas tentadoras de otros equipos o cambios de rumbo vitales estuvieron detrás de los motivos que muchos azules esgrimieron el pasado junio. El club necesita ver ahora ese contratiempo como una oportunidad de remontar, pero para que el mal fario no se apodere de sus expectativas, los veteranos controlan la prudencia y la ilusión para ganar todo lo que se pueda y si eso lleva al ascenso, bienvenido sea.

Solo cinco jugadores del curso pasado seguirán luciendo la camiseta azul en una división de plata. «Los que quedamos tenemos la experiencia del club que representamos, tenemos que llevar las riendas del equipo», explica Andrés Moyano, que cumple su tercer año en el equipo. Junto a él, reeditan su compromiso Samu Pereiro, Diego Prada, Cristian Remeseiro y Vicente Poveda. Este último asegura que está siendo un año complicado con tanta incorporación, pero las cosas no son como empiezan, sino como acaban. Y Poveda es el mejor ejemplo. El año pasado llegó para el último apretón de la segunda vuelta, pero su aportación no cambió el fatídico rumbo de la temporada. «Trabajé duro para lograr el objetivo y no pudo ser, fue un palo muy gordo que me llevó a pensar en dejar el balonmano», asegura el alicantino, que llegó a Pontevedra después de una mala etapa en el VFL alemán. Unas cuantas conversaciones con la directiva le llevaron a afrontar esta temporada como «mi última oportunidad para que todo salga bien».

A casi todos se les pasa por la cabeza el ascenso, pero ninguno ve más allá de hacer buenos partidos para que en mayo puedan meterse en la lucha por Asobal. Algo más positivo en sus palabras, Moyano reconoce que «este año hay calidad y mucha motivación por parte de todos, depende de nosotros y estaremos al 100 % para que vaya bien», subraya el argentino, que cerró un curso marcado por las lesiones. Samu Pereiro y Cristian Remeseiro cumplen su tercer año, y Prada, el segundo en el equipo. Los dos primeros llegaron con Quique Domínguez y no se plantearon buscar otra opción que no fuera el Teucro. Compaginaron el equipo de Asobal con el de Primera Nacional, al igual que otros como Sergio Pérez y Domingo Luis, que tras un año formidable encontraron hueco lejos de Pontevedra.

Pereiro solo tiene ficha del primer equipo, pero reconoce que «la plantilla se ha reforzado muy bien para la división de Plata, será un año muy complicado en el que cualquier equipo podrá hacer cualquier cosa». Los tres jugadores más jóvenes que siguen en el equipo aseguran que no se plantearon su marcha. No solo tenían contrato en vigor, sino que el Teucro les facilita la posibilidad de compaginarlo con los estudios. Samu hace Fisioterapia; Prada, Ciencias de la Actividad física y del Deporte, y Remeseiro estudia un ciclo de FP de mecanizados.

«Este año es un grupo mucho más joven, con más confianza y mejor que el anterior, yo sigo porque si te dan un voto de confianza, por qué no se lo vas a dar tú», señala Remeseiro, que desborda optimismo. «Para mí va a ser una liga nueva porque nunca estuve en Plata, pero veo muy bien al equipo, al menos en estos primeros partidos de pretemporadas», subraya Prada, que debutó el año pasado en Asobal cuando el aluvión de lesiones puso en jaque al equipo.

Los cinco jinetes de la remontada insuflan ánimos a los que acaban de llegar para que entre todos cojan impulso para volver a Asobal. «No se si no ascender sería una decepción, pero es el objetivo con el que sale el equipo», se despide Poveda.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
0 votos
Comentarios

Cinco jinetes para capitanear el ascenso