Pontevedra en el epicentro de una trama de venta de coches adquiridos ilegalmente en países de la UE

Incautados medio centenar de vehículos valorados en millón y medio de euros


Pontevedra / La voz

Cerca de medio centenar de detenidos, concretamente 42, en distintos puntos del territorio nacional, es el balance de la operación Jormos, investigación con la que la Guardia Civil desarticuló una red dedicada a la venta de vehículos adquiridos de forma ilegal en países de la Unión Europea que tenía ramificaciones en Pontevedra. De hecho, en el transcurso de esta operación intervinieron especialistas del Grupo de Investigación de la Agrupación de Tráfico de la capital provincial.

Desde el instituto armado se incidió en que a los sospechosos se les imputan delitos de estafa, receptación, apropiación indebida de vehículos, falsificación de documento público, oficial o mercantil, falsificación de documento privado y pertenencia a organización criminal. Además de los arrestos, los agentes han intervenido 45 vehículos sustraídos fuera de las fronteras nacionales, cuyo valor asciende a 1.450.000 euros.

La operación tuvo su origen en las inspecciones que se realizan de manera periódica en las estaciones de ITV, lo que sacó a la luz un incremento inusual en una estación de Móstoles de vehículos procedentes de Austria, circunstancia que alimentó las sospechas de que pudieran existir irregular. De hecho, se verificó que uno de los vehículos, estando matriculado en España, figuraba sustraído en un país de la Unión Europea.

Se determinó que los cabecillas crearon un entramado de empresas ficticias a través de las cuales alquilaban coches mediante leasing en otros países que luego traían por carretera a Madrid e iniciaban los trámites para su legalización para lo cual no dudaban en entregar documentos falsos.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
0 votos
Comentarios

Pontevedra en el epicentro de una trama de venta de coches adquiridos ilegalmente en países de la UE