Pontevedra, en el centro de una trama de venta de coches adquiridos ilegalmente en la UE

Han sido detenidas 42 personas en distintos puntos del territorio nacional y se han intervenido 45 vehículos que figuraban como sustraídos


Pontevedra / La Voz

En el marco de la operación Jormos y con el arresto de 42 personas, la Guardia Civil ha desarticulado una red dedicada a la venta de vehículos adquiridos previamente de forma ilegal en países de la Unión Europea que tenía ramificación con Pontevedra, lo que explica que hubieran intervenido los especialistas del Grupo de Investigación de la Agrupación de Tráfico de la capital provincial. A los sospechosos se les imputan delitos de Estafa, Receptación, Apropiación Indebida de vehículos, Falsificación de documento público, oficial o mercantil, Falsificación de documento privado y Pertenencia a organización criminal.

Además de los arrestos, han sido intervenidos y puestos a disposición judicial 45 vehículos sustraídos fuera de las fronteras nacionales, cuyo valor asciende a 1.450.000 euros. La operación tuvo su origen en el marco de las inspecciones que se realizan de manera periódica y aleatoria en diferentes estaciones de ITV, un incremento inusual de vehículos procedentes de Austria en una estación de Móstoles, una circunstancia que alimentó las sospechas de que pudieran existir irregular.

Los agentes comprobaron que uno de los vehículos matriculados en España figuraba sustraído en un país de la Unión Europea, por lo que se comenzó un exhaustivo análisis de los expedientes de ITV de los vehículos procedentes de ese país durante el 2018. En paralelo, y para facilitar el desarrollo de las investigaciones se establecieron contactos policiales con Europol y la LKA de Austria, así como contactos judiciales a través de Eurojust donde se procedió al análisis e intercambio bilateral de información entre ambos países.

Estas pesquisas permitieron determinar que los cabecillas de la organización habían creado una serie de empresas ficticias, a través de las cuales emitían la documentación necesaria para la adquisición de los vehículos de diferentes concesiones mediante contratos leasing -contratos de arrendamiento-. Para ello, según añadieron desde la Guardia Civil, utilizaban a diferentes miembros del grupo, que mediante una compensación económica, cedían su identidad para la firma de los préstamos de financiación.

Una vez que tenían los vehículos, la siguiente fase de la operación consistía en el traslado por carretera hasta Madrid de los automóviles para iniciar los trámites de legalización en España. Acto seguido, y con la tarjeta de ITV en su poder, finalizaban los trámites de matriculación en diferentes Jefaturas de Tráfico. En muchos casos, llegaban a entregar documentos de identidad compulsados por la Policía Nacional, así como facturas, contratos de compraventa y volantes de empadronamiento del Ayuntamiento de Madrid falsos, con el fin de dificultar una posterior identificación y localización de los diferentes participantes de la trama.

En el transcurso de la operación, los agentes realizaron dos registros en establecimientos de compraventa de vehículos abiertos al público por su, supuesta, implicación en los hechos investigados. La operación ha sido llevada a cabo por agentes pertenecientes al Grupo de Investigación de la Agrupación de Tráfico, que contaron con la colaboración de los GIAT de Navarra, Murcia, Zaragoza, Valencia, Sevilla, Alicante, Jaén, Granada, Córdoba, Málaga, Almería, Ciudad Real, Pontevedra, La Rioja, Segovia, Guadalajara y Zamora; así como de las unidades orgánicas de Policía Judicial de Vizcaya, Barcelona y Girona, junto al Servicio de Criminalística de la Guardia Civil.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
2 votos
Comentarios

Pontevedra, en el centro de una trama de venta de coches adquiridos ilegalmente en la UE