Pontevedreses en los campos nazis

Sale a la luz la trágica historia de 42 vecinos de la provincia en la Segunda Guerra Mundial


pontevedra / la voz

Carlos Nogueira y Antonio Fernández eran dos jóvenes vigueses que fueron a trabajar a la Alemania nazi en la industria de armamento de guerra. No se comportaron como las autoridades nazis entendían que debían hacerlo y el castigo a lo que calificaron de «indisciplina» fue terrible. Los detuvieron y los deportaron al campo de concentración de Hinzert, un nombre de lúgubre recuerdo. No se sabe qué pasó con ellos. Se desconoce si sobrevivieron o si murieron allí víctimas como tantos otros miles de europeos de la barbarie que asoló el continente a mediados del siglo XX.

Las historias y los nombres de estos vigueses son dos de los últimos hallazgos que ha sacado a la luz la investigadora viguesa María Torres, que lleva varios años excavando en archivos y libros a la búsqueda de los deportados pontevedreses a los campos nazis. Hasta ahora ya ha encontrado 42 vecinos, naturales de la provincia y de los que, en gran parte de los casos, solo se saben sus nombres, a dónde los mandaron y poco más. La pista de la mayoría se pierde en el tenebroso mundo de aquellos recintos de muerte. Torres reconoce la fundamental contribución que especialmente dos personas, Benito Bermejo y Mercedes Núñez, han hecho para redescubrir este capítulo olvidado de la historia relativamente reciente. El primero es autor del primer gran trabajo científico sobre los deportados en España. La segunda, ella misma una víctima de Hitler, elaboró la primera lista, si bien rudimentaria, de deportados gallegos hace casi cuarenta años.

¿De dónde procedían estas personas? ¿Cómo acabaron en los campos? ¿Cuántos sobrevivieron? Estas son preguntas que tienen, por lo menos por ahora, una respuesta parcial.

La lista que maneja María Torres de víctimas pontevedresas del nazismo cubre gran parte de la provincia. En los campos de concentración hubo españoles, que se sepa al menos, naturales de los concellos de Vigo, Pontevedra, Vilagarcía, Vilanova, Cerdedo-Cotobade, Nigrán, Vilaboa, Bueu, O Grove, Meaño, A Guarda y Redondela.

Las tres primeras localidades figuran de forma más prominente como lugar de origen de los deportados. Solo de Vigo son trece. La mayor parte fueron arrestados en Francia, pero no siempre y acabaron pasando por lugares tan tenebrosos como Mauthausen. Muchos eran exiliados de una España rasgada por la Guerra Civil y donde la represión franquista les desaconsejaba permanecer. De muchos, sus familiares que quedaron en Galicia nunca volvieron a saber nada.

Los datos de los protagonistas que sí han podido ser identificados se pueden consultar en el blog creado por María Torres para difundir sus historias. Se llama Búscame en el ciclo de la vida y sirve como plataforma para dar a conocer a los deportados pontevedreses. También cumple la misión de que los familiares de las personas implicadas puedan interactuar con ella. Las consultas se pueden hacer a los correos: buscameenelciclodelavida@gmail.com y deportadosgalicia@gmail.com.

La investigación de María Torres se realiza en colaboración con la Asociación por la Recuperación de la Memoria Histórica. Es, además, una misión a contrarreloj. Los testigos, en caso de que quede alguno -se estima que el 60 % de los deportados gallegos perecieron víctimas de los nazis-, serían de muy avanzada edad.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
0 votos
Comentarios

Pontevedreses en los campos nazis