Los socios del Peixe quieren un proyecto «con los pies en el suelo»

Club y socios se reunieron la noche del lunes para concretar movimientos


Pontevedra / La Voz

El Peixe continúa su camino hacia LEB Oro con un paso firme y decidido. Su objetivo es claro: lograr competir la próxima temporada a un nivel que ilusione y mantenga el interés de todos. Aunque lograr el ascenso ha sido una odisea, mantenerse en esta categoría será el auténtico desafío.

La noche del lunes, los socios del club se reunieron en asamblea en la Biblioteca Municipal de Marín. Allí refrendaron el proyecto económico y deportivo presentado por los dirigentes de la entidad marinense, para lograr competir en la segunda categoría del baloncesto nacional. El directivo Toño Casal, lo ha definido como un proyecto «con los pies en el suelo».

El equipo marinense se ha visto en la obliga de solventar el primer escollo para lograr participar en la nueva categoría, que no era otro que presentar el aval económico para ello. Casal indicó que en un 90 %, incluso un poco más, este estaría cerrado y ahora «nos queda sobre todo salvar los primeros plazos, que es la inscripción y el primer plazo de arbitrajes».

En términos económicos, en cifras reales, se habla de cerca de 150.000 euros de aval, 36.000 euros de cuota de inscripción y 40.000 euros en concepto de arbitrajes.

Con el apoyo de los socios, el Peixe buscará hasta este final de mes apoyos para conseguir los recursos que faltan, por un lado mediante la campaña de abonados puesta en marcha hace un par de semanas; por otro lado el apoyo prestado por terceras entidades y empresas interesadas en apoyar el proyecto marinense.

El club deberá tomar una decisión, como muy tarde, el día 30 de junio, aunque toda la documentación que la federación exige para competir en LEB Oro deberá presentarse el 5 de julio a más tardar. En dos semanas se sabrá a ciencia cierta si el Peixe puede permitirse, o no, vestir de dorado.

«El proyecto será muy comedido porque la LEB Oro ha dado un salto de calidad», explicó el lunes Casal. No es un comentario baladí. Esta es una categoría en la que hay equipos con un presupuesto próximo a los 1,4 millones de euros, como el Melilla. Una cifra que en números redondos multiplicaría a la del Peixe por doce. La diferencia es, cuanto menos, notoria.

Quedan por delante muchos días de sudores y marchas forzadas en las oficinas del club marinense para legalizar y confirmar su hueco en la segunda categoría del baloncesto español. Estar en ella sería un lujo, tanto para el equipo como para la villa que representa, al lograr su propia casa dentro de uno de los barrios más exclusivos del deporte nacional, como es la élite del baloncesto.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
0 votos
Comentarios

Los socios del Peixe quieren un proyecto «con los pies en el suelo»