Mosquera volverá a liderar al BNG en la Diputación, con la incógnita de si habrá pacto o no

Serxio Barral Álvarez
Serxio Barral PONTEVEDRA / LA VOZ

PONTEVEDRA

El PP también avanza en la designación de sus diputados, con acuerdo ya en Deza y A Estrada

18 jun 2019 . Actualizado a las 10:19 h.

Una vez que se ha completado la constitución de las corporaciones locales, llega el turno de la Diputación de Pontevedra. La nueva corporación provincial estará liderada por el PSOE, que tras las elecciones del 26 de mayo ha elevado su representación de diez a trece diputados, uno más que en el anterior mandato y a uno solo de la mayoría absoluta. El PP, por su parte, tendrá once representantes (bajó uno) y el BNG pasó de cuatro a tres.

La ley electoral divide la provincia en siete partidos judiciales (Vigo, Pontevedra, Cambados, Tui, A estrada, Lalín y Ponteareas), y en función de la población a cada uno tiene asignado un número de representantes en la Diputación. La elección de los diputados la realizan en cada partido judicial los nuevos concejales, y como quiera que han de pasar los plazos de reclamaciones, este acto no se celebrará antes de la primera semana de julio. En cualquier caso, las formaciones políticas ya están tomando posiciones para designar a sus candidatos.

Uno de los primeros en hacerlo ha sido el BNG, que en la capital de la provincia ya ha designado a César Mosquera para ocupar uno de los escaños en la Diputación. La designación, propuesta por la asamblea comarcal, ha sido refrendada ya por el consello nacional. Acompañará a Mosquera como representante del partido judicial de Pontevedra una concejala de Moaña, mientras que el buenense Xosé Leal y la poiense Marga Caldas serán suplentes. La terna del BNG en la Diputación la completará, previsiblemente, Uxío Benítez, concejal en Tomiño. Tanto Mosquera como Benítez formaron parte del gobierno provincial en el último mandato, y vuelven a la Diputación con la incógnita de si se reeditará el pacto con el PSOE o no.