2009: El doble crimen del molino, castigado con 86 años


Hace una década exactamente, la Audiencia de Pontevedra daba carpetazo al conocido como doble crimen del molino, los asesinatos de los primos Feijoo en noviembre del 2005. De este modo, al contrabandista de diamantes vasco José Manuel González Lacunza le cayeron 49 años de prisión por los dos asesinatos, mientras que en el caso del segundo sicario, Patrice Louis Marie Pierre Muñoz, quien fallecería pocos meses más tarde sin haber vuelto a pisar la calle, le condenaron a doce años menos.

Se acreditó que, el 28 de noviembre del 2005, ambos sicarios abordaron a las víctimas en Ponte Castrelos (Cambados) y, tras pasar por casa de una de las víctimas donde saquearon la caja fuerte, los trasladaron hasta un molino abandonado de Meaño. Fue allí donde, con ambos primos maniatados y sin posibilidad de ofrecer resistencia alguna, les descerrajaron tres disparos a cada uno de ellos. Todos eran «mortales de necesidad», sentenciaron los forenses.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
0 votos
Comentarios

2009: El doble crimen del molino, castigado con 86 años