BNG y PSOE sellan en tiempo récord las bases para un nuevo pacto de gobierno

Lores y Tino Fernández firmarán hoy en el Concello el «acordo programático» para el mandato 2019-2023


pONTEVEDRA / la voz

Se salió con la suya el alcalde en funciones, Miguel Anxo Fernández Lores (BNG), y es más que probable que llegue al pleno de investidura con el pacto de gobierno bien atado. Hace apenas una semana, tras recibir el encargo de la asamblea local del BNG de explorar la vía de acuerdo con el PSOE para un gobierno de coalición, Lores ya afirmaba que no preveía una negociación demasiado larga: «Non son partidario de estar permanentemente debatendo. Xa temos anos de voo todos, xa fixemos gobernos de coalición e o que non imos estar é quince días debatendo para chegar á conclusión de que non haberá pacto. Isto vaise arranxar rápido. Nun día non, porque haberá que matizar cousas, pero eu dende logo son partidario de facelo antes do día 15 se pode ser».

Dicho y hecho, BNG y PSOE están de acuerdo en casi todo. Hoy mismo, Lores y el líder de los socialistas, Tino Fernández, firmarán el «acordo programático para un goberno de coalición para Pontevedra 2019-2023». No es el pacto de gobierno en sí, pero a nadie se le escapa que es un primer paso y que, alcanzado ese «acordo programático» la alianza se antoja prácticamente irreversible.

Delegación de competencias

Quedan por tratar el reparto de las áreas que asumirá cada uno de los grupos municipales, y la delegación de competencias del alcalde entre sus diez compañeros del BNG y los cuatro concejales del partido socialista.

Aunque hubo contactos y conversaciones «informales» entre ambas fuerzas prácticamente desde el día siguiente de las elecciones (26 de mayo) la disposición para negociar no tuvo carácter oficial hasta el 6 de junio, cuando Lores dio cuenta del mandato de su asamblea local y abrió la puerta al pacto. Sin embargo, la primera reunión «formal» -convocando a la prensa y con fotografías de las dos comisiones negociadoras- no se celebró hasta el martes de esta misma semana. Y apenas 24 horas después se anunció para mañana jueves la firma del «acordo programático». Una negociación de auténtico récord si se tienen en cuenta los antecedentes, ya que, desde luego, nunca hubo un acuerdo tan rápido.

Solo en 1999, en el primer mandato de Lores, se cerró la negociación antes del pleno de investidura, aunque en aquella ocasión fue para anunciar que el PSOE se quedaba fuera.

Negociaciones más largas

En el 2003, 2007 y 2011, sí hubo gobiernos de coalición, pero las negociaciones siempre fueron más largas. Pasaron 34 días desde las elecciones hasta la materialización del primer acuerdo entre BNG y PSOE; dos meses para el segundo; y apenas treinta días para sellar el pacto que rigió durante el mandato 2011-2015. Ahora, apenas han pasado diecisiete días desde las elecciones y ya se está en disposición de firmar ese «acordo programático» que establecerá las líneas maestras de actuación del gobierno local hasta el 2023.

Una vez que se firme (hoy a las 13 horas en el Concello) se conocerán los detalles del acuerdo, en qué coinciden y a qué renuncia cada uno de los dos grupos para sacar adelante un más que probable pacto de gobierno.

Después llegará el momento de delimitar las competencias y de repartir áreas de gestión. Si da tiempo a hacerlo antes del pleno de investidura del sábado, inmediatamente después de la sesión el alcalde designará a su nuevo gobierno dando entrada a los concejales del PSOE. Si por el contrario esta fase decisiva de la negociación se demorara unos días, Lores delegaría las competencias de manera provisional exclusivamente entre los concejales nacionalistas, y más tarde daría entrada a los ediles socialistas.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
12 votos
Comentarios

BNG y PSOE sellan en tiempo récord las bases para un nuevo pacto de gobierno