Desactivada una banda responsable del saqueo de 14.000 litros de gasoil

Uno de los detenidos concurrió en la lista del PP a las municipales en Caldas

;
Así fue la operación Octano de la Guardia Civil Los detenidos quedaron en libertad a la espera de que tengan que comparecer en el juzgado de Caldas que instruye la causa abierta.

Caldas de reis / La Voz

Actuaban en naves industriales, obras en construcción, canteras, explotaciones agrícolas y estacionamientos públicos donde forzaban los depósitos de combustible de la maquinaria, camiones y depósitos para hacerse con el gasóleo. Bautizada como operación Octano, la Guardia Civil ha desarticulado lo que considera que es un grupo criminal especializado en el robo de carburante con las detenciones de cuatro vecinos de Caldas de Reis.

Entre los arrestados, Manuel Touceda Rey, quien fue como número siete en la candidatura del PP en esta localidad pontevedresa en las pasadas elecciones municipales. Todos los detenidos quedaron en libertad una vez concluidas las diligencias, por lo que tendrán que comparecer ante la jueza instructora en el momento que sean requeridos.

Esta investigación tuvo su origen a principios del pasado año como consecuencia de la proliferación de robos de gasóleo en distintos municipios de la provincia, aunque fundamentalmente se sucedían en la comarca de Caldas. La colaboración de los agentes del Equipo de Investigación de la compañía de Vilagarcía y de la Patrulla Fiscal y de Fronteras permitió no solo identificar a los sospechosos, sino determinar que «conformaban un grupo criminal perfectamente organizado».

De este modo, uno de los arrestados, supuestamente, era quien llevaba a cabo los robos que planificaba y ejecutaba según las demandas que recibía de otro de los sospechosos. Este, además, «era el responsable de almacenar el combustible y captar posibles compradores», mientras que los dos restantes «asumían las funciones de distribución y venta del carburante».

Todas estas pesquisas fructificaron en la madrugada del lunes pasado cuando los guardias civiles sorprendían a dos de los detenidos en una cantera de la localidad de Meis en el momento que realizaban «la transacción del combustible que habían sustraído». Acto seguido, se produjeron los otros dos arrestos, actuaciones que vinieron acompañadas de registros en varios galpones anexos a las viviendas de tres de los vecinos de Caldas.

La inspección de estos galpones posibilitó la localización de depósitos para al almacenamiento de combustible, algunos de ellos provistos de dispositivos mecánicos para la extracción del gasóleo. Desde la Guardia Civil reseñaron que, en total, se precintaron tres depósitos portátiles, uno fijo y dos bidones, que contenían 2.300 litros de combustible.

A los arrestados se les atribuyen veinticinco delitos de robo y hurto de gasóleo en las localidades de Caldas, Portas, Barro, Meis, Pontevedra, Vilanova, Cuntis y Moraña. Se estiman que pudieron sustraer unos once mil litros de carburante, cuyo valor en el mercado supera los catorce mil euros.

Además de las implicaciones penales, fueron denunciadas ante la Consellería de Industria y la Delegación Provincial de Impuestos Especiales por «irregularidades administrativas que se observaron por la ilegal tenencia, almacenamiento y transporte y distribución de este tipo de carburante».

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
0 votos
Comentarios

Desactivada una banda responsable del saqueo de 14.000 litros de gasoil