Sin verano no hay paraíso ni chiringuitos

La ley permite ahora abrir los bares playeros desde el 1 de mayo; pero casi nadie se atreve


pontevedra / la voz

El cambio climático o «este tiempo de locos», como se le llama a pie de calle, hace que cada vez sea más difícil escoger el mejor mes para ir a la playa en Galicia. ¿Junio? ¿Julio y agosto? ¿Quizás septiembre? ¿Mayo, tal vez? Pero lo que está clara es una cosa. Si uno quiere ir con todas las comodidades, desde poder pedir la cerveza bien fría en el bar a pie de arenal a montar en la pedaleta o alquilar una tumbona, casi seguro tendrá que esperar al verano propiamente dicho. Los servicios playeros, aunque la ley de Costas permite ahora montarlos desde el 1 de mayo al 31 de octubre, siguen estacionalizados en plenas Rías Baixas. ¿Por qué? «Porque no compensa abrir en mayo y a veces tampoco en junio. Aunque venga buen tiempo, no hay gente», dicen distintos hosteleros de la zona al unísono.

Se cuentan prácticamente con los dedos de la mano los chiringuitos que ya inauguraron la temporada. Pero algunos sí hay. En Sanxenxo, abrió el que seguramente sea el chiringuito más visible de todos, el de la playa de Silgar. En el arenal también están disponibles ya algunas hamacas y barcos a pedal. Su dueño, Carlos Castaño, explica por qué se ha adelantado al verano: «Silgar es la mejor playa de toda Galicia y aquí sí te puedes plantear abrir. En otros lados sería imposible. Además, en mi caso puedo abrir porque el personal contratado, un total de cinco personas, durante la semana trabaja en el almacén, preparando todo para cuando llegue lo fuerte. Si no fuese así sería inviable», dijo.

Recordó luego que parte de su negocio se centra ahora en Canarias -dejó buena parte de los servicios playeros en Galicia para apostar por las islas- y que allí el negocio sigue siendo totalmente distinto. «Allí puedes trabajar todo el año pero aquí no. La ley permite desde el 1 de mayo al 31 de octubre pero ni siquiera compensa en todo ese período. Depende mucho del tiempo», dijo.

En Raxó (Poio), en la playa de Sinás, abre desde hace 25 años el mismo chiringuito. Lo regenta Oliver Dasilva y ayer explicaba por qué no ha iniciado la temporada aún. «No noso caso, supoño que como no de moitos outros, temos outro traballo a maiores do chiringuito. E é difícil compaxinar ambos fora da temporada. Ademáis, economicamente tampouco compensa moito. Abriremos dentro duns días, sobre o 10 e pecharemos como sempre a finais de agosto. Máis tempo parécenos inviable», indicó.

Uno sí, el vecino aún no

En la playa de Tuia se da una situación curiosa. Hay dos chiringuitos, dos bares que son competencia. Pero cuyos dueños, en lugar de pelearse como ocurre en otros lugares, han optado por colaborar y ponerse de acuerdo, por ejemplo, para no solaparse con los conciertos. «Lo importante es darle vida a la playa todos los días, eso nos acaba compensando a los dos chiringuitos», señalaba Miriam Cidrás, responsable de uno de los locales, llamado Galifornia. Con semejante nombre, que hace referencia al buen tiempo que cada vez caracteriza más a Galicia, podía pensarse que ya inició la temporada. Pero no. «De momento no compensa, abriremos sobre el 15 de junio o algo después, depende también del tiempo y los proveedores», indicó. En su caso, también tiene otro trabajo a lo largo de todo el año al que en verano suma el chiringuito a pie de playa.

El otro bar del arenal, el Chiringuito Tuia, que regenta Agustín Vidal, sí que abrió ya. «Tenemos otro trabajo pero con algo de esfuerzo, durmiendo un poco menos, abrimos ya el chiringuito. Lo fuerte no empezó pero vamos iniciando», dijo. Vidal hacía referencia también al hecho de que montar un chiringuito no es una tarea fácil en playas con acceso complejo, como la de Tuia: «Esto no es una caseta que se monta y listo, partimos todo de cero. Montamos nosotros de forma artesanal, con madera, todo el bar. Nos lleva un mes tenerlo todo listo», manifestó.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
0 votos
Comentarios

Sin verano no hay paraíso ni chiringuitos