Pontevedra, provincia roja pero comarca azul

La apoteosis del PSOE en Vigo o Vilagarcía disimula lo ocurrido en la zona pontevedresa, donde subió el PP


pontevedra / la voz

La huella de Abel Caballero es alargada. Tanto, que ayudada de otros buenos resultados del PSOE en ciudades como Vilagarcía convierte en roja socialista toda la provincia de Pontevedra. Pero que nadie se engañe. En la comarca de Pontevedra los del puño y la rosa suben. Pero lo hace en mayor medida el Partido Popular, que tiñe de azul ocho de quince municipios, donde logró ser la lista más votada. Así, el PP es la primera fuerza en la comarca de Pontevedra, con un total de 41.745 votos. Como segundo partido se sitúa el BNG -gracias al tirón de Lores en Pontevedra- con 29.029 sufragios. Y de tercero quedó el PSOE, que logró 22.009 papeletas. Las mareas, en general, se desinflan allí donde en el 2015 lograron hacer aparición y la presencia de Ciudadanos en las corporaciones es anecdótica. A continuación, un análisis de lo ocurrido con las tres principales fuerzas políticas.

pp

Al alza en once municipios. El Partido Popular creció en Bueu, Caldas, Campo Lameiro, A Lama, Marín, Moraña, Poio, Pontevedra, Portas, Sanxenxo y Vilaboa. Y firmó descensos en Ponte Caldelas, Cuntis y Barro. No se puede indicar si hubo subida o no en Cerdedo-Cotobade porque el Concello es de nuevo cuño, pero ahí arrasaron los conservadores con Cubela al frente. En total, en la comarca los populares subieron en 5.244 votos. Le hicieron especial daño al BNG, ya que los de la gaviota experimentaron un crecimiento grande en Poio, Pontevedra y Bueu, tres feudos nacionalistas. Eso sí, no les valdrá de mucho porque es improbable que consigan la alcaldía en cualquiera de esas plazas. Por otro lado, de destacar son los batacazos del PP en Ponte Caldelas y Cuntis. En el primer caso Antón Xil se dejó por el camino 644 votos y en Cuntis Manuel Vázquez otros 609 votos. Aún así, si en toda la provincia tuviesen el granero de sufragios de la comarca de Pontevedra, otro gallo le cantaría al PP en la Diputación pontevedresa.

pSOE

Primera fuerza en cuatro concellos y subida en nueve. Al PSOE tampoco le fue mal en la comarca de Pontevedra. Ganó un total de 3.602 votos. El problema es que en buena parte de los casos partía de una situación de debilidad total. De ahí que, pese al crecimiento, siga siendo tercera fuerza. Los del puño y la rosa, eso sí, resisten como primera opción en Caldas y son también los más votados en Cuntis, Ponte Caldelas y Vilaboa. Por la contra, la caída es contundente en sitios como Moraña, antaño feudo socialista o en A Lama. El electorado le manda un recado importante al veterano regidor de Caldas. Porque es el más votado y seguramente siga mandando, pero se dejó por el camino 113 papeletas mientras su contrincante conservador subió en casi 800 sufragios. Por la contra, porcentualmente, el resultado más abultado de los socialistas fue el de Cuntis, donde los de Manuel Campos rentabilizaron a más no poder los cuatro años de gobierno en minoría y se adjudicaron el 53,90 % de las papeletas que fueron a las urnas. También Andrés Díaz se hizo grande en Ponte Caldelas y ayudó al granero socialista, con un porcentaje de apoyo que llegó al 52,88 %. Aún así, no hay ningún lugar en la comarca donde los socialistas tuviesen una noche de gloria como la de Vilagarcía o Vigo.

BNG

En caída en ocho municipios y con meritorios ascensos en otros cuatro. En la comarca de Pontevedra el perdedor de las elecciones fue el BNG, que se dejó en el camino nada menos que 3.017 papeletas. Encima, bajó donde más duele, en algunos de sus feudos históricos. En Pontevedra, el equipo de Lores perdió 550 votos, en Bueu se dejó 1.002 y en Poio los de Nito Sobral obtuvieron 720 sufragios menos que en el 2015. No menos estrepitosos fueron los batacazos en Marín - un total de 929 sufragios menos, en un contexto de división interna mayúsculo-, Sanxenxo -148 sufragios votos menos- y Vilaboa, donde Ornela Fernández no rentabilizó su paso por el gobierno. Meritorio es el ascenso nacionalista en Barro, donde Fernández Abraldes logró la mayoría absoluta. También es de destacar el crecimiento en votos en Caldas o Ponte Caldelas. En Cotobade y A Lama el Bloque se estrena en la corporación. Estará en la oposición, pero al menos pone una pica en Flandes.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
1 votos
Comentarios

Pontevedra, provincia roja pero comarca azul