Campo Lameiro o la incertidumbre por la marcha de Julio Sayáns

El PP está convencido de que solo una mayoría absoluta les garantiza la alcaldía


Campo Lameiro / la voz

Por primera vez en los últimos 36 años, a partir del 26 de mayo, Campo Lameiro no tendrá a Julio Sayáns como alcalde. Su decisión de echarse a un lado y cederle la cabeza de lista a Carlos Costa -el hasta ahora regidor popular ocupa un puesto simbólico en la candidatura, ya que es quien la cierra- es lo que está marcando la carrera electoral por el sillón de la casa consistorial hasta el punto de que en el seno del PP muestran el convencimiento de que la única manera de retener el poder es lograr una mayoría absoluta. Mientras, en el resto de fuerzas en liza -PSOE, BNG y Por-Vir- tienen claro eso de que «ahora o nunca».

«Hai moita competencia. Somos catro candidatos e como non gañemos por maioría absoluta será complicado... Creo que os demais vanse unir». Carlos Costa apuesta, en gran medida, por políticas continuistas de las ya desarrolladas por su antecesor en el PP. Así, considera que las prioridades pasan «pola posta en funcionamento do centro de primeira estancia e o saneamento de Fragas. É o principal, o que máis urxe», remarca, al tiempo que sostiene que el centro de primera estancia es algo pionero en todo el entorno de Campo Lameiro, ya que solo Cerdedo-Cotobade cuenta con un centro de día, matiza el dirigente popular.

Por su parte, el hasta hora único partido de la oposición, el PSOE mantiene, según remarca su cabeza de lista, Pilar Vidal, que es prioritario hacer viviendas sociales, pero también «crear empleo y luchar por el pediatra, que nos lo quitaron». De igual modo, sostiene que «tenemos que darle un pulo al saneamiento. En el siglo XXI es de recibo tener todo concluido», al tiempo que remarca que se tiene que poner el acento en combatir la despoblación, en impulsar el polígono empresarial, en incentivar el Parque Arqueolóxico da Arte Rupestre o en llevar a cabo políticas que refuercen el atractivo turístico de Campo Lameiro.

Por su parte, Dolores Domínguez, del BNG, sitúa en la lucha contra la pérdida paulatina de población su principal caballo de batalla electoral -«temos que atraer á xente para que se asente no noso concello e que fagan viva nel»-, al tiempo que se muestra firme a la hora de aplicar medidas dirigidas específicamente a la gente mayor dado el paulatino envejecimiento de la población. En todo caso, no deja de lado que Campo Lameiro puede ser un referente a nivel turístico en la comarca: «Somos a capital galega do arte rupestre, pero non se nota. Temos un parque arqueolóxico impresionante e está practicamente sen explotar. Ademais temos unhas paisaxes impresionantes. Levan corenta anos no goberno e fan sempre as mesmas cousas».

La cuarta candidatura en liza, Por-Vir, está también encabezada por una mujer, Martina Viéitez Ferro. En su caso, también se remarca la necesidad de generar oportunidades de empleo, ya sea mediante la constitución de una cooperativa municipal de productores locales, ya sea «reactivando» el polígono empresarial, pero sin dejar de lado cuestiones como los servicios, caso del saneamiento; el patrimonio; o las políticas ambientales.

QUIÉN ES QUIÉN TODOS LOS candidatos para el 26M

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
0 votos
Comentarios

Campo Lameiro o la incertidumbre por la marcha de Julio Sayáns