El artista que dialogaba con el infinito a través del color

Conocido en el mundo de la pintura como Eiravella, murió a los 85 años


vigo / la voz

Juan Otero García, conocido artísticamente por Eiravella, su segundo apellido, falleció ayer en Ribadumia a los 85 años. Pintor y escultor de larga trayectoria, era natural de Portas y residió en Vigo tras vivir algunos años en Bélgica, un período caracterizado por la realización de obras de ambiente medieval. «Aunque la escultura es lo de toda mi vida, con lo que empecé, si tuviera que escoger creo que me quedada con la pintura, el color. Me atrae mucho más. Con el color se puede hablar con el infinito de una manera sublime», reconocía el artista hace unos años en una entrevista en La Voz. Su obra está representada en los museos gallegos y en colecciones de instituciones particulares. Eiravella era un pintor «de línea ingenuista, que parecía que se inspira en viejos manuscritos y en ilustraciones de libros piadosos». «Bendito y angélico Eiravella, artista nato y perdurable», dijo de él el crítico Francisco Pablos.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
0 votos
Comentarios

El artista que dialogaba con el infinito a través del color