El duende deja ver su rostro

El artista Santi Castro llleva más de un mes tallando esta obra, que recuerda a un amigo fallecido

;
Inauguración escultura en los jardines de Bellas Artes Inauguración escultura en los jardines de Bellas Artes

Pontevedra/ La Voz

Hace más de un mes, que un viejo cedro frente a la facultad de Bellas Artes se está convirtiendo en un duende, en el duende Genaro. Santia Castro lleva muchos años esculpiendo árboles y dándole una nueva forma de vida. Lo hizo en el parque de Briz, en Marín, en honor de una niña que estaba muy malita y falleció. Un viejo tocón se convirtió en la ardilla Sandra poco antes de que la lechuza Pastora llevase el nombre de su cuñada también fallecida. 

Ahora le toca al duende Gerardo, un amigo de este artista que se murió muy joven. Desde hoy los jardines de Bellas Artes tienen una nueva cara.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
1 votos
Tags
Comentarios

El duende deja ver su rostro