Pontevedra sigue exprimiendo el deporte como filón turístico

La Epic Race movilizará a doscientos ciclistas de seis países


Pontevedra / La voz

Qué las competiciones deportivas son una fuente de turismo es algo que se puede comprobar fácilmente estos días en Pontevedra con la celebración del mundial de triatlón, una competición que se ha dejado notar, ya no solo en el concello capitalino, sino también en los municipios limítrofes o, incluso, Vigo. Conscientes de esta realidad, desde la Diputación Provincial se anunció ayer su apoyo a la tercera edición de la Epic Race, prueba ciclista BTT en formato no stop, que se desarrollará ente el 31 de mayo y el 2 de junio: «É unha aposta claramente polo deporte, pero tamén polo turismo sostible», remarcó Carmela Silva.

La presidenta de esta Administración insistió en que el deporte es una de las vías de atracción de visitantes de cualquier destino turístico. Y es que, cada vez es mayor el número de personas que practican este tipo de disciplinas que, en el caso concreto de la Epic Race, alcanzará este año un récord de participación -«en 2017 participaron cen persoas; no 2018, 130; e nestas terceira xa están inscritas preto de duascentas»- y, al mismo tiempo, reforzará su impacto internacional. Y es que, al margen de deportistas gallegos españoles, se ha confirmado la presencia de ciclistas procedentes de otros cinco países: Portugal, Inglaterra, Francia, Argentina y Sudáfrica. «Xente de todos os lados que ven, non so a facer deporte, senón a facer un turismo deportivo. Estas probas póñennos no mapa», remarcó, por su parte, el director técnico José Víctor Cimadevila.

«Pontevedra ten moito máis que ensinar do que son as praias. Ten un interior espectacular. Hai moitas carballeiras por coñecer, moitos camiños», incidió Manuel Torres, responsable del recorrido de la prueba. Prueba de la complejidad de diseñar una prueba de estas características es el hecho de que el recorrido implica la colaboración de un total de 122 comunidades de montes

La competición recorre 550 kilómetros de senderos, monte y costa divididos en ocho etapas que atravesarán los concellos de Moraña, Vila de Cruces, Meis, Pontevedra, Ponte Caldelas, Ponteareas y Redondela. De hecho, la ciudad del Lérez será protagonista de la cuarta etapa, pero también de la última. Todos los participantes disponen de un limite de 51 horas para completar el recorrido, ya sea de forma individual o por equipos. «Isto é para supermulleres e superhomes», reconoció Carmela Silva.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
1 votos
Comentarios

Pontevedra sigue exprimiendo el deporte como filón turístico