Polémica con la hostelería en el Camino Portugués: «Se meten aos peregrinos polo río, que pague o río os impostos»

La Xunta señalizó como ruta alternativa al vial de Tomeza el sendero natural del río Gafos y hay negocios hosteleros en la citada carretera a los que no les parece bien


pontevedra / la voz

Hace bastante tiempo que los peregrinos descubrieron que hacer la senda del Gafos en vez de seguir el Camino de Santiago por la carretera de Tomeza permite dos cosas: ahorrarse caminar entre coches y por un vial con puntos negros a cada paso y, encima, da la oportunidad conocer un paisaje verde bien bonito, el de la ribera del río. El boca a boca ha funcionado y en numerosísimos foros sobre el Camino Portugués se recomienda el sendero del Gafos en vez del vial provincial EP-0002. Sin embargo, ni la Xunta ni los Amigos del Camino Portugués nunca habían dado el paso de señalizar esta ruta como alternativa a la senda oficial. Hasta hace poco tiempo. Hace unos meses, la Xunta puso los típicos mojones del Camino por la senda del Gafos convirtiendo esta ruta en tramo complementario de la ruta jacobea. Actualmente, se cuentan por decenas los peregrinos que, como ocurría ayer mismo, eligen el Gafos para caminar y no la vía original.

Esta nueva variante del Camino arranca, más o menos, en el límite entre Pontevedra y Vilaboa, en la citada carretera provincial EP-0002. En ese punto, la Xunta colocó dos mojones, cada uno indicando hacia una dirección. En el que la flecha está hacia el vial de Tomeza, especifica que se trata del kilómetro 71,465. El otro, en el que invita a ir por el Gafos, pone camino complementario. Los que deciden coger este último recorren alrededor de cuatro kilómetros alejados del asfalto, por una senda natural que desemboca en la calle Otero Pedrayo.

Quienes están bien pendientes de cómo discurren las cosas con los peregrinos son los miembros de Vaipolorío, guardianes del cauce. Indican que el colectivo no tuvo nada que ver con esta señalización jacobea y advierten de que, como senda natural que es, la ruta del Gafos no resulta accesible con silla de ruedas o carrito de bebé.

 Llaman también la atención sobre problemas que se están registrando con algunas bicicletas, sean de peregrinos o no. Así, señalan que se mueve mucha tierra y las raíces de algunas especies quedan al aire o que hay usuarios de loas bicis que van a velocidades inadecuadas.

¿Y qué opina los Amigos del Camino Portugués sobre esta señalización hecha por la Xunta? Tino Lores, que en su día indicó que el colectivo no podía recomendar a los peregrinos hacer la senda del Gafos en lugar del Camino Portugués oficial por su peligrosidad, sigue en la misma postura: «No verán está moi ben ese camiño, claro que si. Pero non podemos esquecernos do inverno, de que cando hai cheas o río bota por fora ou de que pola noite o camiño non está iluminado», manifestó con rotundidad.

En realidad, se trata de la segunda variante del Camino Portugués en Pontevedra, aunque esta es de mucho menor calado que la primera, la Variante Espiritual. Sin embargo, hay una diferencia considerable entre ambas. En el caso de la senda del Gafos, la Xunta puso los mojones típicos del Camino de Santiago. En el caso de la Variante Espiritual, pese a estar consolidada en cuanto a número de peregrinos, la señalización con la que cuenta tuvo que ser colocada por Amigos del Camino Portugués y por la Mancomunidade do Salnés.

«Se meten os peregrinos polo río, que pague o río os impostos», claman los hosteleros

Los negocios en torno al Camino de Santiago se han multiplicado en todos los municipios de la comarca pontevedresa por los que discurre la ruta, desde Pontevedra a Caldas pasando por Barro. Todo el mundo quiere a los caminantes ante su puerta, bien sean los bares, bien sean los alojamientos, bien otro tipo de negocios. En este contexto, a algunos hosteleros de la carretera que va desde Tomeza a Pontevedra pasando por O Marco les ha caído como un jarro de agua fría que la Xunta dé la alternativa a los caminantes de ir por el sendero del Gafos en lugar de por la ruta original. Así lo contaban ayer, por ejemplo, desde el bar O Chincho 2: «Non entendemos como fixeron isto. Notamos un baixón enorme de peregrinos, agora mesmo vai máis xente polo río que pola vía orixinal. Se meten os peregrinos polo río, que pague o río os impostos. Está moi mal que metan aos peregrinos por aí», manifestaban.

Desde Casa Pepe, en O Marco, indicaban: «Nótase baixón de peregrinos cando fai sol e calor, métense pola ruta do Gafos porque por alí teñen sombra e pola estrada non. O resto do tempo seguen pasando bastantes pola estrada, afortunadamente. De todos os xeitos, nós temos a sorte de que a senda do Gafos ten unha saída cerca do bar e moitos saen da ruta para vir ata aquí».

La picaresca, al alza

Algún hostelero indicaba también que, tras la señalización del Gafos como camino complementario a la ruta jacobea, la picaresca cotiza al alza y hay quien pone carteles para tratar de desviar a los peregrinos hacia su negocio. Esta situación se da también en la zona vieja de Pontevedra.

Vive Camino

Toda la información sobre el Camino de Santiago en Vive Camino

Votación
1 votos
Comentarios

Polémica con la hostelería en el Camino Portugués: «Se meten aos peregrinos polo río, que pague o río os impostos»