Pontevedra, la ciudad gallega más cara para repostar en plena Semana Santa

Llenar el depósito de diésel costaba ayer 5,4 euros menos en A Coruña que en la Boa Vila


pontevedra / la voz

Las costumbres hacen leyes. Esa es una de las conclusiones que se saca viendo cómo avanzan los precios de combustibles en Pontevedra. En la Boa Vila es habitual que el combustible, bien sea el gasoil bien la gasolina de 95 octanos, sea más caro que en otras urbes gallegas como Ferrol y A Coruña. Ocurre así desde hace tiempo y ni siquiera la apertura de algunas estaciones de bajo coste en municipios próximos -como, por ejemplo, la del polígono de Barro- han tirado de los precios hacia abajo. Sin embargo, lo que no es tan habitual es que Pontevedra sea la ciudad más cara de toda Galicia para repostar, cosa que sí sucedía ayer, lunes -los precios varían todos los días, tal y como puede verse en el portal del Ministerio para la Transición Ecológica-, en pleno arranque de la Semana Santa.

La gasolinera más barata de Pontevedra -tomando como referencia los precios de ayer- para repostar gasoil tenía un precio de 1,269 euros el litro. Por tanto, si uno llenaba un tanque convencional, de 45 litros, debía pagar un total de 57,105 euros. Si ese mismo repostaje se hacía en la gasolinera con precios más asequibles de diésel en A Coruña ciudad se ahorraban 5,4 euros.

¿Y qué ocurre con la gasolina de 95 octanos? Casi lo mismo. Ayer el precio más barato de este combustible en Pontevedra era de 1,339. En cambio, en A Coruña se situaba en 1,189. Así, un coruñés podría llenar el tanque de gasolina en su ciudad por 53,5 euros y, en cambio, un vecino de la Boa Vila tendría que pagar 60,2, es decir, 6,7 euros más.

Pero no viajemos solo hasta A Coruña. La diferencia de precios se nota ya con otras ciudades de la provincia, aunque sea en menor medida. En Vigo pagaban ayer, como mínimo, 1,319 euros por litro de gasolina de 95, lo que en un tanque lleno implica que en la ciudad olívica se podía repostar casi por un euro menos que en Pontevedra.

Vilagarcía versus Pontevedra

Mención aparte merece la comparativa con Vilagarcía. En la capital arousana la competencia en cuanto a estaciones de servicio aumentó notablemente y, al compás, los precios se redujeron también de forma acentuada. Así, ayer mismo se podía llevar el depósito de diésel por el mismo dinero que en A Coruña, es decir, pagando 5,4 euros menos que en Pontevedra. Y en el caso de la gasolina diésel la diferencia entre la Boa Vila y Vilagarcía era de 6,2 euros a favor de los arousanos.

¿Merece la pena recorrer kilómetros dejándose guiar por los precios más asequibles? Los profesionales del sector no lo recomiendan. Insisten una y otra vez en que, más allá de los precios que marca el terminal, hay que fijarse en los descuentos que aplica cada estación de servicio para fidelizar a su clientela. Algunas hacen descuentos inmediatos en el precio del diésel o la gasolina, otras entregan obsequios y algunas más realizan ofertas que, como mínimo, son singulares. Una de ellas es el área de servicio Exnor, en Sanxenxo. Aprovechando que está allí ubicado en el Burguer King, repostando cinco veces más de 35 euros obsequian al cliente con una hamburguesa, unas patatas y un refresco. También tiene una oferta singular con un desayuno o consumición como obsequio. En este caso, como en algunas otras áreas de la comarca, se hace hincapié en el amplio abanico de servicios que aportan más allá del repostaje; desde restaurante a supermercado pasando por panadería.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
0 votos
Comentarios

Pontevedra, la ciudad gallega más cara para repostar en plena Semana Santa