Confirman que los 1.828 kilos de coca del Onda Nazarena fueron «prestados» por la DEA


Pontevedra / La voz

En agosto del 2015, la Policía Nacional y la Policía Judiciaria de Portugal abordaron el luso Onda Nazarena cuando transportaba 1.828 kilos de cocaína. El Supremo acaba de confirmar que con aquella operación se desbarató un «un grupo de individuos asentados en Galicia que tenía por finalidad traer ingentes cantidades de cocaína, procedente de Sudamérica a nuestro país» cuyo liderazgo asumió Antonio José Oubiña Viñas.

El alto tribunal acaba de ratificar en su práctica totalidad la sentencia de la Audiencia Nacional que impuso el pago de cuatrocientos millones de euros en multas a los ocho acusados, entre los que se encontraban dos vecinos de Cuntis, otro de Vilanova y un cuarto de O Grove. Todos fueron condenados a penas que se movían entre el año y nueve meses y los cinco años.

En lo único que introduce una variación es en la pena impuesta a Carmelo Lois Magdalena de tres años y medio. Y es que, en su caso concreto y pese a haber sido condenado a quince años en 1998, el Supremo excluye la agravante de reincidencia fijando en dos años y tres meses la pena de cárcel, mientras que mantiene inalterada la multa de 50 millones.

Los magistrados reconocen el papel crucial que tuvo la DEA, la Agencia Antidroga Estadounidense, en la operación. Fue un colaborador de la organización el que recibió en aguas internacionales de América del Sur la coca, asumiendo su transporte hasta la costa portuguesa previa entrega a las autoridades norteamericanas, «que la mantuvieron bajo su custodia». Ya en Portugal, el alijo fue controlado por las policías de ambos países, que verificaron su entrega a las personas que la habían adquirido desde territorio español.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
0 votos
Comentarios

Confirman que los 1.828 kilos de coca del Onda Nazarena fueron «prestados» por la DEA