Setenta y seis familias acogen a menores en sus casas en la provincia

Forman parte de una red que coordina Cruz Roja y en el último año un total de 57 tuvieron a niños o jóvenes en sus hogares


pontevedra / la voz

En Galicia, cuando las autoridades deciden que un menor, en un momento dado, no puede estar con sus padres biológicos, se intenta primero que permanezca con alguien de su red familiar, con los abuelos o alguien cercano. ¿Qué ocurre si esas opciones fallan? Su tutela pasa a la Xunta y, entonces, hay dos alternativas: que ese menor pase a residir en un centro o que permanezca un tiempo con una familia de acogida donde reciba, primordialmente, cariño. El programa de acogida, aunque pertenece a la Xunta, lo gestiona Cruz Roja. Y en la provincia de Pontevedra cuenta con 76 familias dispuestas a cuidar en su hogar a menores de 0 a 18 años. De esas familias, 57 tuvieron en su casa a niños o adolescentes durante el 2018 -22 en la comarca de Pontevedra-.

Lo primero que aclara Cruz Roja es que no se trata de un programa de adopciones. Son familias de acogida con las que los menores pueden estar desde días a años, pero la estancia es siempre temporal. El objetivo es que puedan regresar con su familia biológica. Es más, muchos de ellos tienen encuentros con sus padres durante el período de acogida. Si se determina que no pueden volver con ellos, entonces -y dependiendo de las edades- se empieza a tramitar una adopción, que no es con esa familia acogedora, sino que el proceso va por otros derroteros.

24 nuevos casos

Puede parecer que esa red de 76 casas de acogida en la provincia es amplia. Pero se siempre se necesitan familias nuevas, ya que las necesidades son muchas. Así, en el 2018 estuvieron en casas de acogida 75 menores en la provincia y 24 de estos casos se iniciaron a lo largo del último año. El resto venían ya del 2017 o de ejercicios anteriores. En ocasiones, dos o incluso tres hermanos permanecen con la misma familia de acogida para evitar que se produzca una separación.

¿Cómo se puede formar parte de la red de familias de acogida? Hay que dirigirse a Cruz Roja. La oenegé facilita formación, pero es la Xunta quien da el visto bueno a las familias. Antiguamente, se priorizaba que fuesen parejas y casi siempre con hijos. Ahora acogen también familias monoparentales, sin hijos y parejas formadas por personas del mismo sexo. Cuando un menor necesita ir a un hogar temporalmente se revisan todas las casas disponibles y se busca el hogar más adecuado. Los padres acogedores, si tienen hijos, suelen preferir menores de edades similares.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
0 votos
Comentarios

Setenta y seis familias acogen a menores en sus casas en la provincia