Demostración de fuerza de la plantilla de Ence ante la Diputación

El pleno provincial se tuvo que celebrar a puerta cerrada y con la ausencia del PP


Pontevedra / La voz

«Ence si, paro non» o «co pan dos nosos fillos non ides xogar» fueron algunos de los gritos que se escucharon este viernes a las puertas de la Diputación de Pontevedra, donde trabajadores de Ence y de las empresas auxiliares de la factoría llevaron a cabo toda una demostración de fuerza. Varios cientos se concentraron para dejar claro que «Ence non se pecha».

Tal y como había advertido la presidenta de la Diputación, la socialista Carmela Silva, los representantes del comité de empresa no podían intervenir en el pleno provincial por solicitarlo fuera de plazo, al igual que ni se incluyó en el orden del día una moción de urgencia impulsada por el Partido Popular. Esta situación provocó que el equipo de gobierno fuera recibido con una sonora pitada e, incluso, insultos cuando ocuparon sus escaños en el salón de plenos. Ya entonces, Carmela Silva tuvo que advertir hasta en tres ocasiones que, de no guardar silencio, se tendría que celebrar a puerta cerrada.

Y silencio, sí que hubo para que Áurea Márquez, de la plataforma de afectados por el Servizo de Axuda no Fogar (SAF) de Forcarei, explicase la problemática por la que atraviesan ante la posibilidad de que desaparezca. Acusó a la Xunta y a la alcaldesa del PP de no recibirlos para darles una explicación, extremo que se encargaría posteriormente de recordarle al portavoz popular Ángel Moldes.

Su intervención concluyó en ovación. Moldes tomó la palabra para reclamar que los trabajadores de Ence pudiesen tomar la palabra. La negativa de Silva apelando al reglamento derivó en una pitada, lo que determinó que optase por suspender la sesión y celebrarla a puerta cerrada. El PP decidió ausentarse en «solidaridad» con los trabajadores y sus familias.

Tejerina tacha de «incomprensible» el cambio del criterio estatal sobre la prórroga

La ex ministra de Agricultura de Rajoy, la popular Isabel García Tejerina, calificó de «incomprensible» el allanamiento del Estado en los recursos contenciosos en la Audiencia Nacional contra la prórroga de Ence en Pontevedra. La ex titular de Medio Ambiente insiste en que la prórroga que se otorgó en el 2016 se hizo con todas las garantías jurídicas necesarias y, por lo tanto, instó al Gobierno de Pedro Sánchez a que explique su cambio de criterio.

Recordó que este domingo hay una manifestación contra el despoblamiento del rural en España y señaló que es «muy difícil» que los socialistas justifiquen su presencia en esta marcha. Indicó como ejemplo que la negativa a defender la prórroga por parte del actual Ejecutivo pone en riesgo a cinco mil puestos de trabajo en Galicia, sobre todo en el rural, y recorta los ingresos de 80.000 familias del sector forestal gallego.

La ex ministra aseguró que la prórroga de la concesión de Ence se dio «conforme a derecho» y que «así lo avalan los informes jurídicos que se pidieron en su momento. «La Abogacía del Estado validó, aunque no era obligatorio pedir ese informe y lo hicimos para obtener todas las garantías jurídicas, la resolución administrativa, que no es política, en absoluto cumplimiento de la Ley». Insiste en que ese fue el sentir de la Abogacía del Estado en el 2016 y más adelante hasta el reciente cambio de criterio, que la ex ministra no entiende y del que responsabiliza directamente al Gobierno socialista.

El presidente de la Xunta, Alberto Núñez Feijoo, pidió al Ejecutivo español que «no frivolice» y que «no juegue» con la industria gallega, en referencia tanto a Alcoa como a Ence.

Por último, el Gobierno evitó pronunciarse sobre este asunto en el último Consejo de Ministros a preguntas de la prensa.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
1 votos
Comentarios

Demostración de fuerza de la plantilla de Ence ante la Diputación