La mano que exprime al Peixe

Cuco Rodríguez regresó a Marín después de su experiencia ACB para poner en forma a un equipo que sueña con que pueda ascender a LEB Oro


pontevedra / La voz

La vida es un equilibrio y Cuco Rodríguez lo ha encontrado. Después de una experiencia ACB en Sevilla los tres últimos años ha dejado la élite del baloncesto por un club más humilde como el Peixe, pero en el que tiene a su familia cerca. Su reto pasa ahora por sacar el jugo a la forma física de un banquillo demasiado corto para la intensidad de la categoría. «Mi trabajo es un extra, más que ejercer de preparador tengo que compensar las cargas, físicamente están bien, pero tal y como está conformada la plantilla es difícil, algunos trabajan, otros estudian, su vida no es solo el baloncesto», comenta Cuco Rodríguez, que dos días a la semana trabaja con la plantilla de Javi Llorente, aunque en su cabeza están muchas más horas de planificación.

Los desequilibrios de la plantilla hacen que a estas alturas de la temporada haya jugadores con una elevada carga, como Jordan Gregory, Jorge Romero o Taiwo Badmus, que empiezan a tener molestias derivadas de esa falta de rotaciones. El jugador americano Randy Oursler, que tendría que suplir esas debilidades ha dejado al equipo tirado por motivos personales. En estos momentos es casi un juego de equilibrios el que tiene que hacer Cuco Rodríguez para que no se rompan unos jugadores que ya están en el límite de la exigencia. Y lo consigue. «A estas alturas había que estar haciendo entrenamientos cortos y de más calidad, pero no se puede, no podemos entrenar cinco para cinco y las rotaciones son cortas », señala Cuco Rodríguez.

Hace un año estaba en la cara opuesta. Era el preparador físico del Betis Energía Plus, un equipo de ACB que descendió de categoría, pero que tiene un proyecto deportivo a medio plazo, que le devolverá a la élite y que como el propio Rodríguez señala «acabará jugando en Europa». Al margen de la pasión por el club sevillano, Cuco reconoce que «soy un preparador físico de baloncesto, empecé ahí abajo, subí y ahora estoy aquí. Además de la élite, trabajó como preparador de la selección española U15 y U16, en el Menorca Basquet y en el Donetsk, de la Superliga ucraniana. Antes de desembarcar en Marín, Cuco era ya un viejo conocido de la afición pontevedresa porque estuvo dos años en el Arxil. «Mi bagaje hace que sea capaz de adaptarme a todo, estoy satisfecho de cada paso que he dado y no me arrepiento de nada». Sabe que abandonando Sevilla deja atrás una oportunidad muy buena, pero es ahí cuando reconoce que el «equilibrio» actual no lo cambia por nada.

Gran evolución

En Marín tiene la satisfacción de ver una evolución muy potente en la plantilla. «Las condiciones físicas de los jugadores negros dan menos trabajo a nivel de fuerza, pero en el caso de Vashil estamos trabajando el aspecto corporal y la coordinación», señala Cuco Rodríguez, que con el jamaicano ha visto la evolución más potente. «En la pretemporada todo es mejorable, pero el jamaicano vivió el cambio más duro, llegó tarde al equipo y tuvo que hacer un esfuerzo extra para subirse al tren. Lo ha conseguido», comenta el preparador.

Echando la vista atrás, recuerda el año de Menorca. Esa temporada 2010-11 descendieron, pero se formó un equipo fuerte para el ascenso y ahí reconoce que se notó su mano. «A pesar de ser un equipo que mezclaba veteranía y juventud, nos sobrepusimos a la lesión del pívot y mantuvimos una línea ascendente», comenta Rodríguez, que todavía tiene un sueño deportivo por cumplir: «Me gustaría que el Peixe pueda esta entre los cinco primeros y ascender a LEB Oro». La posibilidad de hacerlo está ahí, pero para lograrlo tenemos que «ser capaces de volver a conseguir los entrenamientos de calidad, con situaciones de juego reales. Equipo hay para eso, si nos han llevado hasta aquí, no hay motivos para no creer en ellos».

Su vida está demasiado arraigada a Marín como para despegarse, pero no renuncia a volver a la élite del baloncesto siempre que el equilibrio se mantenga. Y eso se lo proporciona su familia y su pasión.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
0 votos
Comentarios

La mano que exprime al Peixe