Una banda de ladrones acróbatas desvalija tres chalés en Salcedo

En una casa escalaron seis metros de fachada y en otra reventaron dos cajas fuertes


Pontevedra / la voz

Inquietud, mucha inquietud es la que sienten los vecinos de las proximidades del centro comercial de Carrefour, en la parroquia pontevedresa de Salcedo, después de comprobar que en un solo día, el pasado domingo, una banda altamente especializada de ladrones había desvalijado tres chalés. Al menos, dos de las casas asaltadas disponían de sistemas de alarma que, presumiblemente, poco sirvió para evitar que se consumaran los robos, en los que los amigos de lo ajeno consiguieron un cuantioso botín en joyas y dinero en efectivo, desdeñando, como suele ocurrir en estos casos, equipos multimedia o informáticos. «Los ordenadores ni los tocaron», apuntaba una de las víctimas.

Aparentemente, la alarma de uno de los inmuebles se activó hasta el punto de que desde la central se pusieron en contacto con el titular para preguntarle si se encontraba en su vivienda. Ante su respuesta negativa, ya que se encontraba fuera de Pontevedra, le indicaron para su sorpresa que se detectaban a dos personas en el salón, indicaron las fuentes consultadas.

Uno de los aspectos que más llama la atención es el hecho de los ladrones demostraron unas cualidades físicas excepcionales, como de acróbatas. De hecho, a la hora de acceder a una de estas viviendas, no tuvieron problema en escalar por un fachada para alcanzar la ventana de un baño que estaba a abierta a una altura de 5,8 metros, mientras que en otro caso sortearon una altura de más de cuatro metros para alcanzar un balcón. De hecho, al parecer, hay un testigo que pudo observar como «suben como si fueran trapecistas».

En ambos casos, los ladrones parece que optaron por abandonar los edificios empleando salidas más «convencionales», como puede ser la puerta de la cocina que daba al exterior. «Revolvieron todo, pero tuve suerte que solo me llevaron una gargantilla de oro y un collar de perlas», apunta quien reconoce que, si dejaron la ventana abierta del baño, fue porque nunca se les pasó por la cabeza que alguien pudiera alcanzarla tras sortear casi seis metros de altura.

Donde, a priori, lograron un mayor botín fue en otra de las viviendas donde los asaltantes no dudaron en desmontar una ventana. Una vez dentro, emplearon una rebarbadora para violentar dos cajas fuertes y hacerse con una importante cantidad de joyas de gran valor sentimental.

La alta capacidad de este grupo de desvalijadores, también, se puso de manifiesto en la forma en la que fracturaron un cristal blindado o forzaron una persiana de seguridad.

La Policía Nacional ya se desplazó el mismo domingo hasta este punto de Salcedo para realizar una inspección ocular y entrevistarse con los posibles testigos para, de este modo, empezar a atar cabos. De igual modo, agentes de la brigada científica acudieron a las viviendas para intentar aislar restos biológicos y posibles huellas dactilares que permitan identificar a los autores.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
19 votos
Comentarios

Una banda de ladrones acróbatas desvalija tres chalés en Salcedo