Quince municipios de la provincia rehúsan a la rebaja de Sogama

Los 45 que sí optan a la bonificación del 10 %, tendrán que repercutirla en el recibo


Pontevedra / la voz

A principios de este año, y a la vista de los buenos resultados económicos obtenidos por Sogama, la entidad pública que gestiona la basura de la inmensa mayoría de los gallegos ofreció a los 295 concellos adheridos al sistema una rebaja del 10 % en el canon que se paga por tonelada. Eso sí, ese descuento está condicionado, entre otros requisitos, a que tal rebaja se aplique también en el recibo que pagan los contribuyentes y a la adopción de medidas orientadas a la reducción en la generación de residuos y el fomento del reciclaje en todas sus formas.

Transcurrido el plazo voluntario para solicitar la rebaja del canon, hay una quincena de municipios de la provincia que optaron por no acogerse a tal posibilidad. En concreto, son Cambados, Catoira, Forcarei, Gondomar, A Illa, Lalín, Mondariz, As Neves, Ponte Caldelas, O Porriño, O Rosal, Salceda de Caselas, Tomiño, Vilaboa y Vilanova de Arousa.

Tal vez los respectivos gobierno locales (los hay de diversos colores políticos), optaron por aferrarse a la primera valoración realizada por la Fegamp a finales de año, cuando Sogama empezó a difundir la posibilidad de rebajar el canon a cambio de repercutir esa rebaja en el recibo. Entonces, la federación de municipios cuestionó la propuesta al considera que «atenta contra la autonomía municipal».

El 75 % sí se suma

Sin embargo, los que rechazan optar a la rebaja se han quedado en minoría, ya que los otros 45 municipios da la provincia de Pontevedra adheridos sí han formalizado la solicitud, con lo que pagarán 62,93 euros por cada tonelada que envíen a la planta de tratamiento de Sogama en Cerceda, en lugar de 69,83.

Por poner un ejemplo, para un municipio como Pontevedra, que ronda las 30.000 toneladas enviadas anualmente a Sogama, la reducción del canon puede suponer algo más de 200.000 euros de ahorro.

Fuentes de Sogama pusieron énfasis en que el 75 % de los municipios de la provincia de Pontevedra aceptan el reto de aplicar medidas efectivas para reducir la generación de residuos y el incremento del reciclaje. Y no bastará con el compromiso, sino que tendrán que demostrarlo, ya que estos concellos estarán obligados a presentar entre enero y febrero del 2020 «una certificación emitida por la autoridad competente en la que acrediten el debido cumplimiento del compromiso adquirido. En caso de que no se envíe a Sogama esta certificación, o bien se constate el incumplimiento de las condiciones, la compañía procederá a aplicar el canon sin bonificación, emitiendo las correspondientes facturas antes del 30 de marzo».

Con el fin de contribuir a lograr ese objetivo, Sogama prevé ahondar en una campaña que pivota sobre el principio europeo de las tres erres (reducción, reutilización y reciclaje) y que dirigirá a los municipios adheridos a su modelo.

Pontecesures, el único al margen de Sogama

En la provincia de Pontevedra hay un caso singular entre sus 61 municipios. Se trata de Pontecesures, el único que no está adherido a Sogama. Este concello gestiona sus residuos a través de la planta que gestiona la mancomunidad Serra do Barbanza.

 

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
5 votos
Comentarios

Quince municipios de la provincia rehúsan a la rebaja de Sogama