Tres oros ponen a Pontevedra en el mapa del taekuondo

Arlet Ortiz, Sara Cortegoso e Iván García se proclaman campeones de España sénior


Pontevedra empieza a tener un puesto de honor en el mapa del taekuondo gallego y nacional. Tres medallas de oro en el Campeonato de España sénior son la recompensa al trabajo de Arlet Ortiz, Sara Cortegoso e Iván García, que este lunes vivieron una jornada de transición antes de volver a los entrenamientos.

A sus 21 años, este taekuondista de 1,94 metros de altura cumplía un deseo que llevaba tres años persiguiendo: el título. Había quedado subcampeón y necesitaba demostrar que era el mejor en su peso. Compitió en 87 kilos contra Alassana Diarra y se llevó el oro. «Me ayuda tener mucha estatura y trabajo duro a nivel mental con un psicólogo deportivo que me enseña a tener confianza y a vencer en la adversidad», señala Iván García, que pertenece al Mat’s de Marín, aunque entrena en el CGTD junto a Alert Ortiz, la otra promesa marinense.

Esta joven de 17 años fue dos veces campeona de España júnior en 52 kilos y otra sub-21, en 53 kilos. Agranda esta proyección imparable con el título de campeona de Europa por clubes. Este oro nacional es el primero en categoría sénior (en 57 kilos), que le abre la puerta a seguir sumando puntos para poder acudir al Mundial de Manchester.

Próxima parada, Marruecos

Antes de soñar con Inglaterra, Ortiz espera llevarse de calle el Open de España y la President Cup’s de Marruecos. «Ahora tengo que recuperarme del tobillo, que me lesioné», explica desde el Centro de Tecnificación, donde está interna desde que estudia Tercero de la ESO. Ahora, en Segundo de Bachiller, perfila sus objetivos deportivos y los académicos. «Aún no sé si estudiaré Educación Social o Historia», comenta esta joven promesa, que reconoce que en Alicante «me encontré peor que otras veces, estaba más torpe, pero mentalmente estaba muy fuerte, supe sacar provecho».

Sara Cortegoso es la tercera pieza de este triángulo deportivo. Revalida su título de campeona de España sénior después de vencer a Ainara Pérez, representante de Castilla la Mancha, en un combate muy reñido con muchas alternativas tácticas en el que consiguió imponerse por un ajustado 15-12.

La pontevedresa llegó al Nacional en 46 kilos, después de haber competido en la última edición en la categoría de 49 kilos. «Estaba pesando poco y fui en una categoría distinta a la habitual, pero en mi nivel es complicado y en 46 kilos había más posibilidades», explica Cortegoso, que lleva años recorriendo el mundo con el Mace Sport, gimnasio al que pertenece. «Llevábamos mucho tiempo entrenando y ahora necesitamos todos los puntos que podamos conseguir para poder ir al Mundial», indica Cortegoso, que hace apenas tres meses se colgó el bronce en el Campeonato de Europa júnior.

Si algo tienen en común los tres es su pasión por el taekuondo y su lucha por poder llegar a Manchester con la selección nacional. Iván García y Arlet Ortiz se preparan en el CGTD y Cortegoso lo hace desde el gimnasio a las órdenes de su padre y entrenador, Miguel Cortegoso, que resalta la capacidad técnica de esta taekuondista de 20 años. Con ellos el futuro del taekuondo está pintado de oro.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
0 votos
Comentarios

Tres oros ponen a Pontevedra en el mapa del taekuondo