Medio año de cárcel por agredir a los dos policías que mediaron en unos altercados en un bar

El pontevedrés tendrá que ingresar en prisión al descartarse que se suspendiera la pena impuesta


Pontevedra / La voz

Un vecino de Pontevedra ha sido condenado a seis meses de prisión por un delito de atentado después de agredir a dos policías nacionales. De igual modo, se le impone el pago de una multa de 120 euros por un segundo cargo leve de lesiones.

La Audiencia Provincial ha confirmado que el acusado, pese a la escasa condena, tendrá que ingresar en prisión al considerar que «no ha lugar a la suspensión de la ejecución» de la pena. En este punto, se incide «en que la trayectoria criminal del penado, a la vista de la hoja histórico penal, en modo alguno funda un pronóstico de que la ejecución de la pena no sea necesaria para evitar la comisión futura de nuevos delitos».

En este punto, se recuerda que la defensa del encausado mantuvo que «los hechos no revisten especial gravedad, siendo un dato a tener en cuenta la atenuante de embriaguez en la conducta del penado». Asimismo, incidió en que su cliente «se ha comprometido y ha iniciado el pago del perjuicio causado», además de que «tiene unas circunstancias personales en las que es él quien cuida de un padre de avanzada edad, 94 años y dependiente».

Cinco condenas previas

En este punto, el abogado aludió a que la pena podría ser sustituida por otros medidas. Este extremo fue rechazado por la Audiencia de Pontevedra tras incidir en que «desde el 2012 ha sido condenado, al margen de la presente, en cinco ocasiones por otros tantos delitos de variada naturaleza. Precisamente, las penas impuestas (...) fueron las de trabajos en beneficio de la comunidad o multas; penas que, a la vista de esa trayectoria, no han surtido efecto alguno de prevención especial».

En todo caso, el pontevedrés reconoció la agresión a ambos agentes. El incidente se produjo en la madrugada del 16 de junio del 2017 en un bar de la Praza do Peirao, en el casco histórico, al que los policías nacionales habían acudido debido a que el acusado «estaba implicado en altercados».

La sentencia recoge que, en cuanto se percató de la presencia policial, se dirigió hacia ellos propinando un empujón en el pecho a uno de los funcionarios, así como le propinó un puñetazo en el mentón izquierdo al segundo. En el momento de los hechos, «tenía levemente mermadas sus facultades a causa de la ingestión previa de bebidas alcohólicas».

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
0 votos
Comentarios

Medio año de cárcel por agredir a los dos policías que mediaron en unos altercados en un bar