1903: Condenada al garrote vil por asesinar a su marido


Hace 116 años, en la Audiencia de Pontevedra comenzaba el juicio contra Carolina Lago y José Carrera, acusados de haber asesinado al marido de la primera, Florindo Carrera, quien fue degollado y, posteriormente, su cadáver arrojado al mar. El fiscal sostuvo que Carolina Lago fue la inductora del crimen, que fue ejecutado por su compañero de banquillo previo pago de una indeterminada cantidad de dinero. Fue un jurado popular el que emitió un veredicto de culpabilidad, por lo que el tribunal sentenció a ambos a morir con el garrote vil.

Las crónicas de la época relatan que el día que se comunicó el veredicto los hijos de corta edad de Carolina Lago se encontraron con Eugenio Montero Ríos, al que, arrodillados, le suplicaron «que gestione el indulto de su madre». Lo cierto es que, meses después y con ocasión de la Semana Santa de 1904, el rey Alfonso XIII les indultó la pena de muerte, pena que fue sustituida por la cadena perpetua en las prisiones de Alicante y Ceuta.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
0 votos
Comentarios

1903: Condenada al garrote vil por asesinar a su marido