Denuncian que las demoras de Patrimonio ponen en peligro dos parques forestales

Los comuneros de Santa Cristina de Cobres sostienen que «está en xogo a creación de dez empregos durante seis meses»


Vilaboa / La voz

La Comunidad de Montes de Santa Cristina de Cobres, en Vilaboa, denunció este jueves que «a dilatación na tramitación nas autorizacións do departamento de Patrimonio da Consellería de Cultura pon en perigo a execución dos dous proxectos de parques forestais aprobados pola Deputación de Pontevedra». Se trata de proyectos que suponen una inversión de más de cien mil euros en diversos trabajos silvícolas en superficie de cerca de cien hectáreas.

Los trabajos que se tendrían que autorizar consisten principalmente en desbroces, podas, plantaciones de más de medio millar de castaños, pero, principalmente, la eliminación de especies invasoras -eucalipto y acacia negra-. El problema parece encontrarse en el hecho de que estas actuaciones se van a realizar «nas inmediacións de restos arqueolóxicos, principalmente mámoas na zona da Chan da Armada, limítrofe co monte veciñal de Santo Tomé de Piñeiro».

Se da la circunstancia de que en el caso del proyectado parque forestal de Cotorredondo, «o retraso na resolución da autorización obrigou á renuncia da execución do proxecto». No obstante, añaden los comuneros, «grazas a que houbo un remanente de fondos destinados aos parques forestais por parte da Deputación de Pontevedra, foi posible presentalo de novo».

Los comuneros mostraron su indignación por la situación que están viviendo, «xa que despois de oito meses agardando pola autorización, Patrimonio resolveu cunha serie de condicionantes como a presentación dun proxecto arqueolóxico que novamente deberá ser autorizado e que probablemente alongará varios meses a autorización definitiva». Se trata de una documentación que, según reprocha, «non se fixera durante o trámite de audencia».

Por su parte, en cuanto al segundo proyecto, el del parque forestal das Barreiras «a situación aínda é máis grave». Y es que Patrimonio solicita a presentación «dun proxecto arqueolóxico baseándose no movemento de terras debido ás prantacións, cando en realidade estas están previstas fóra das áreas de afección dos restos arqueolóxicos».

Ante esta situación, el Concello de Vilaboa, promotor de estas iniciativas en terrenos cedidos por los comuneros, presentó un recurso de reposición ante la delegación de Patrimonio. Mientras tanto los plazos se acortan, ya que «o prazo de execución dos traballos remata o 30 de xuño de 2019 e ainda se teñen que sacar a licitación pública».

Los comuneros advierten de que «está en xogo a creación de ata dez postos de traballo, xa que se tratan de tarefas que requiren moita man de obra e nas que apenas se vai utilizar maquinaria».

Lamentan que mientras los comuneros pretenden realizar intervenciones para poner en valor el monte y luchar contra los incendios forestales, se puede comprobar como «todos os fins de semana motos e quads circulan libremente por enriba dos restos arqueolóxicos sen que dende a Administración se lle poña coto a estas actuacións». Como consecuencia de ello, los comuneros han convocado este viernes una concentración delante de la delegación de la Xunta en Pontevedra.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
0 votos
Comentarios

Denuncian que las demoras de Patrimonio ponen en peligro dos parques forestales