Pontevedra suma 376 denuncias a tractores en apenas tres años

Desde el 2016, las Rías Baixas han registrado más de medio centenar de accidentes con seis fallecidos


Pontevedra / La Voz

Una denuncia cada tres días, aproximadamente. Entre el 2016 y el 2018, el subsector de Tráfico de Pontevedra formuló 376 denuncias relacionadas con los tractores agrícolas, de las que el 35% fueron por no usar en la posición superior el arco de seguridad o estructura antivuelco.

Esta circunstancia es el principal motivo que el instituto armado ponga en marcha en la provincia una campaña dirigida a sensibilizar a los usuarios de los tractores sobre los riesgos asociados a su manejo y conducción. Esta iniciativa combina la vigilancia con la interposición de denuncias ante posibles infracciones.

De igual modo, los agentes de Tráfico de Pontevedra facilitarán información acerca de las medidas de prevención frente a vuelcos, por ser el accidente que se produce con mayor asiduidad tanto en fincas particulares como en carreteras, mediante el reparto de un tríptico confeccionado por la Xunta de Galicia a través del ISSGA (Instituto de Seguridade e Saúde Laboral).

Desde la Comandancia incidieron en que desde el 2016 se han contabilizado un total de 53 siniestros con tractores agrícolas en la provincia con el resultado de media docena de fallecidos. La muerte más reciente se produjo el pasado 4 de febrero en Valga cuando fallecía un octogenario fallecía al volcar el tractor que conducía.

La Guardia Civil ha constatado que, en todos estos accidentes mortales, el tractor no llevaba desplegado el arco de seguridad. Es por ello que se controlará el estricto cumplimiento de la normativa que, con carácter general, exige que todos los tractores matriculados a partir del 1 de julio de 1993, de más de 600 kilos de masa en vacío y en orden de marcha, deberán ir equipados con un bastidor o cabina oficialmente homologados para reducir los daños al conductor en caso de vuelco.

Añaden que la eficacia de los arcos de seguridad es más que evidente, «encontrándose una notable diferencia entre aquellos que hacen uso del sistema y los que no, cuyos daños materiales en caso de siniestro son mucho mayores». Este dispositivo reduce en más del 50 % el riesgo de fallecer en caso de vuelco.

Además, el Reglamento General de Circulación sanciona con doscientos euros de multa y la inmovilización del tractor su carencia. De hecho, esta medida coercitiva no levanta hasta que no se proceda a desplegar un arco de seguridad.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
0 votos
Comentarios

Pontevedra suma 376 denuncias a tractores en apenas tres años