Nuevo golpe al furtivismo en Combarro

Detenidas cinco personas e intervenidos más de cien kilos de almeja en el operativo


Poio / La voz

Se desplazaban a bordo de un Audi A3 y no dudaban en asolar de manera organizada los bancos marisqueros de Combarro, en Poio. Así actuaba un grupo de furtivos que acaba de ser desmantelado en un operativo conjunto llevado a cabo por guardias rurales de la cofradía pontevedresa de San Telmo y agentes de la Policía Autonómica.

Según trascendió, los cuatro sospechosos fueron observados sustrayendo almeja en uno de los arenales. Los guardas optaron por esperar, de tal modo que, durante más de media hora, pudieron observar como esquilmaban el banco marisquero.

Posteriormente, los siguieron comprobando como se introducían en un Audi A3 que se desplazó a recogerlos para, acto seguido, darse a la fuga. Sin embargo, no llegó muy lejos, ya que fue interceptado por la Policia Autonómica decomisando el bivalvo que ilícitamente habían sacado del mar, así como el material técnico utilizado para extraer el marisco.

Ya en la Jefatura de Pontevedra, en presencia de los cinco detenidos -los cuatro furtivos y la conductora del vehículo-, se determinó que habían retirado de forma fraudulenta un total de 101,18 kilos de almeja Japónica. Las fuentes consultadas añadieron que, tras prestar declaración, quedaron en puestos en libertad con cargos, si bien se les intervino el vehículo así como el material empleado por ellos.

En cuanto a las almejas, estas fueron calibradas por clases en las instalaciones de la cofradía de San Telmo. Se determinó que cerca de la mitad de la mercancía incautada, concretamente 48,56 kilos, tenía un tamaño antirreglamentario siendo devuelta a los arenales de Combarro por los guardas rurales del pósito pontevedrés.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
0 votos
Comentarios

Nuevo golpe al furtivismo en Combarro