«Esto es duro. No estaré tranquila hasta que lo abrace», dice la mujer de un militar desplazado en Mali

Las familias de los integrantes de la Brilat, aunque saben que no hay heridos ni fallecidos españoles, están nerviosas tras el doble atentado sufrido en la base


Pontevedra

Las familias de los militares de la Brilat (una brigada con base en Pontevedra) que están en Mali se despidieron de ellos hace tres meses. Tal y como contaba la esposa de uno de los integrantes de la misión, «el miedo está ahí desde que se marchan». Continuaba diciendo que lo sobrellevaban medianamente bien hasta ahora porque no había habido ningún percance de relieve. Pero esta madrugada cambiaron las cosas: hubo un doble atentado terrorista contra el centro de entrenamiento de Koulikoro, donde trabaja la Brilat y, aunque, según Defensa, no hay heridos ni fallecidos españoles, el miedo de las familias se ha disparado.

«Este susto se lleva muy mal, es lo peor. No voy a estar tranquila hasta que lo tenga de vuelta en casa, lo abrace y lo vea junto al resto de la familia», señalaba esta misma mujer de un militar, cuyas palabras resumen el sentir de muchas de las familias que esperan por los 292 soldados españoles que están desplazados en Mali (un total de 150 pertenecen a distintas unidades de la Brilat. 

En su caso, aún no habló con su marido. Él simplemente se comunicó con ella para indicarle que se encuentra bien y que, en caso de que vea las noticias, no se asuste por el atentado. 

La misión de la Brilat en Mali tiene como objetivo frenar el yihadismo y, para lograrlo, se entrena a a los militares del Ejército de Mali. Está previsto que el contingente de la Brilat esté de vuelta en España en mayo. 

Dos muertos en el ataque al centro de adiestramiento de Mali donde trabaja la Brilat

María Hermida / López Penide

Los soldados españoles han resultado ilesos. Además de los dos soldados malíes fallecidos y los tres heridos leves, han muerto todos los atacantes

Susto importante pero sin consecuencias personales para la Brilat en Mali. Tal y como informó el Ministerio de Defensa, el centro de adiestramiento de Koulikoro, donde trabaja el contingente militar español, sufrió esta madrugada dos ataques terroristas consecutivos, con un coche bomba y con armas de asalto. Defensa asegura que no ha fallecido ni ha resultado herido ningún soldado español.

La primera de las acciones terroristas tuvo lugar alrededor de las tres de la madrugada, al explotar un coche bomba en las instalaciones del centro de entrenamiento de los militares españoles en Mali. Poco después, sobre las cuatro de la mañana, hubo otro asalto con armas de asalto. Fallecieron dos soldados malíes y hay tres heridos leves (dos militares y uno civil). Además habrían muerto todos los atacantes.

Seguir leyendo

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
2 votos
Comentarios

«Esto es duro. No estaré tranquila hasta que lo abrace», dice la mujer de un militar desplazado en Mali