Adiós a «ir polo medio e medio» peregrinando en San Amaro

Se hizo una senda para evitar que los caminantes invadan la vía


PONTEVEDRA / LA VOZ

Cada vez que se citaban los puntos negros del Camino Portugués, había una aldea de Barro que siempre salía a reducir: San Amaro. Allí, después de hacer una parada para tomar pulpo -hay un bar en la localidad donde paran decenas de caminantes-, los peregrinos iban, directamente «polo e medio e medio da estrada provincial». Y es que el vial, estrecho, da la sensación de no ser peligroso. Así que nadie suele orillar. Pero lo cierto es que pasan numerosos vehículos, por lo que el peligro es evidente. El Ayuntamiento de Barro intentó que la Diputación hiciese un proyecto de seguridad vial. Pero cuando le expuso su idea a la Xunta, Turismo de Galicia le comunicó que incluiría la eliminación de este punto negro entre las mejoras a llevar a cabo en la ruta jacobea portuguesa en 2018. Y así fue. La obra está lista.

Lo que se hizo fue construir una senda de alrededor de 1,5 kilómetros que va paralela al vial provincial. De este modo los caminantes ya no pisan la carretera. La mejora se remató recientemente, aunque quedan algunos detalles pendientes. Lo sabe bien la Asociación de Amigos do Camiño Portugués, que está preocupada por la desembocadura de la senda construida. No en vano, esa especie de camino de zahorra muere cerca del cruce de la carretera que lleva a A Portela. Y justo en la zona en la que deben cruzar el vial los peregrinos hay un cambio de rasante descomunal. La Xunta se comprometió a poner señalización que indique a los caminantes que deben cruzar en una zona con más visibilidad. Pero esa cartelería todavía está pendiente. Se supone que en breve quedará solventado este asunto y se mejorará la seguridad en el cruce.

El alcalde Barro, Fernández Abraldes, valoró positivamente que la Xunta interviniese para mejorar esta zona del Camino de Santiago. Indicó que la inversión fue de 200.000 euros. Ahora queda seguir eliminando puntos negros, como el del puente de San Caetano, en Alba, Pontevedra.

Una mejora obligará a desviar puntualmente el Camino en Alba

El Concello de Pontevedra tiene previsto hacer una mejora en dos zonas de la parroquia de Alba, en trozos de pistas o caminos por los que pasa la ruta jacobea. Esto implicará que mientras dure la mejora prevista los peregrinos tendrán que desviarse por otra zona. El Ayuntamiento ya se puso en contacto con la Asociación Amigos do Camiño Portugués para buscar una alternativa temporal para los caminantes.

A mayores, está pendiente que se busque una solución para el peligroso puente de San Caetano, también en Alba, donde los peregrinos se la juegan a diario para pasar. Se supone que la situación mejorará notablemente cuando se construya la demandada variante de Alba, que canalizará gran parte del tráfico. Pero la obra sigue solo sobre el papel.

Vive Camino

Toda la información sobre el Camino de Santiago en Vive Camino

Votación
0 votos
Comentarios

Adiós a «ir polo medio e medio» peregrinando en San Amaro