Trata de esquivar un control de Tráfico bajando del coche y simulando ser el copiloto


pontevedra / la voz

En la medianoche del 29 de junio, un pontevedrés circulaba por la calle Fuentes Echevarría de Caldas de Reis al volante de un Peugeot 307 pese a que tenía vigente una retirada del carné de conducir por una condena por circular ebrio. A su lado viajaba su pareja, mientras que los asientos traseros del turismo los ocupaban dos niños de corta edad.

En un momento dado, se percató de que, apenas cien metros más adelante, se había habilitado un control de policía. Es por ello que no se le ocurrió mejor idea que realizar un giro a la izquierda, detener el automóvil, apagar las luces e intercambiarse con el copiloto. Para ello, se apeó del automóvil, lo rodeó por su parte trasera y se subió de nuevo al coche.

Con lo que no contaba es que todos estos pasos fueron vistos por los cuatro agentes, dos de la Policía Local y otros tantos de la Guardia Civil, que conformaban el operativo preventivo. De este modo, la patrulla del cuerpo municipal persiguió al Peugeot 307 hasta interceptarlo, momento en el que identificaron a los ocupantes.

Fue entonces cuando verificaron que la persona que iba en el asiento del copiloto tenía vigente una retirada judicial del permiso de conducir. Esta circunstancia ha motivado que sea nuevamente condenado por un delito contra la seguridad vial, en este caso a seis meses de prisión.

Rechazan suspender la pena

Una vez sea firme esta resolución, ya que cabe recurso ante el TSXG, el pontevedrés tendrá que ingresar en la cárcel. Y es que los magistrados han rechazado la posibilidad de que se suspenda la pena de ingreso en prisión al entender que su conducta lleva aparejada la aplicación de «la circunstancia agravante cualificada de reincidencia» y al hecho que ya hubiese acumulado tres sentencias previas condenatorias.

De igual modo, descartan la tesis sostenida durante la vista oral por el encausado y su pareja de que esta última era quien conducía el turismo. A este respecto, los magistrados de la Audiencia Provincial de Pontevedra consideran el testimonio de esta última como de parte, mientras que otorgan «mayor credibilidad (...)a las declaraciones de los ya referidos agentes, no solo porque tanto los agentes de la Policía Local como los de la Guardia Civil coincidan en lo que apreciaron, sino también teniendo en cuenta que todos ellos son ajenos al acusado». De igual modo, reconocen no «comprender el motivo espurio que pudiera concurrir en relación con sus declaraciones».

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
0 votos
Comentarios

Trata de esquivar un control de Tráfico bajando del coche y simulando ser el copiloto