Pontevedra: una galería de arte al aire libre

Fomento dará presencia internacional a los petroglifos de la comarca usando nuevas tecnologías


pontevedra / la voz

Las Rías Baixas y los valles que conforman las cuencas de los ríos Lérez y Verdugo conforman una galería de arte rupestre de primera magnitud, única en Europa. La cantidad -y calidad- de los diseños, que van desde conjuntos geométricos a escenas de caza y de la vida natural de hace varios milenios, así como en algunos casos de sus armas, son un patrimonio que se encuentra disperso por una docena de municipios, en algunos casos en lugares difíciles de llegar, pero en otros junto a vías de comunicación y dotados de centros de interpretación como Campo Lameiro o Mogor. Es un potencial turístico que todavía es un gran desconocido para buena parte de los propios gallegos y, en términos generales, para el gran público más allá de la Canda y del Padornelo.

Cuatro estaciones arqueológicas ligadas a los petroglifos, a las que se suma el Museo de Pontevedra, constituyen la propuesta gallega de los Caminos del Arte Rupestre de España. Se trata del Parque Arqueolóxico de Arte Rupestre (PAAR), en Campo Lameiro; Mogor, en Marín; A Caeira, en Poio; y Tourón, en Ponte Caldelas. Es un itinerario cultural promovido por el Consejo de Europa y del que forman parte un total de 110 grandes destinos prehistóricos distribuidos en doce recorridos.

El Ministerio de Fomento, a través del Instituto Geográfico Nacional y del Centro Nacional de Información Geográfica han asumido un papel más intenso en la difusión de estos conjuntos artísticos, con interés, en el caso gallego, exclusivamente en la comarca de Pontevedra, a la que se le reconoce esta condición de capital del arte rupestre de Galicia. El acuerdo firmado por Fomento con Turespaña tiene como objetivo que el viajero que se acerque a nuestro país pueda «descubrir la formidable riqueza del patrimonio cultural y natural de España concentrada en estas rutas temáticas».

El visitante foráneo se beneficiará de este plan, pero sin duda los propios gallegos también, ya que dispondrán de más elementos para conocer dónde están y qué ofrecen estos cinco puntos de interés para el mundo prehistórico en la península Ibérica. Hoy en día casi todo está al golpe de un click y poder consultar rutas, contenidos y propuestas a través de una aplicación no es una opción, sino una exigencia, si se quiere posicionar la comarca en el mercado turístico internacional.

Las cláusulas de este acuerdo comprenden la actualización y explotación de bases topográficas y cartográficas de ámbito nacional por parte del Instituto Geográfico, así como su publicación y difusión a cargo del Centro Nacional de Información Geográfica.

La idea es que la información no se quede en unos planos a los que solo un público muy especializado tenga acceso, sino que también se elaboren productos destinados a un público más generalista. Por este motivo, se harán productos de valor añadido, especialmente de carácter tecnológico, con estos petroglifos en su eje central. Se trata de aplicaciones móviles para facilitar la accesibilidad universal de estas estaciones arqueológicas, así como productos de realidad aumentada y escenarios de 3D, por citar algunos ejemplos.

Con esta meta, es de esperar que estas herramientas se puedan incluir en el mercado turístico y que Turespaña las dé a conocer a las turoperadoras que gestionan destinos turísticos de índole cultural y a los visitantes que muestren interés por una estancia cultural en España. A su vez, los municipios incluidos en estos Caminos podrán aportar contenidos sobre su oferta turístico cultural, para reforzar la propuesta de Turespaña ante los turoperadores y sus clientes.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
0 votos
Comentarios

Pontevedra: una galería de arte al aire libre