Crece la ocupación en el sector de la construcción naval en la ría con nuevos pedidos

Setecientas personas trabajan en los buques encargados


redacción / la voz

El astillero Nodosa, de Marín, ha recibido un pedido para la construcción de dos nuevos arrastreros gallegos, uno de ellos para la firma viguesa Pescapuerta y otro para Rampesca y está a punto de entregar un barco similar para el armador alemán Kutterfisch. En total, el constructor naval tiene en marcha diez proyectos de pesqueros, tres de ellos para Holanda, dos para Alemania uno para el caladero del Atlántico Norte (Nafo) y dos más para el Atlántico Sur (entre ellos uno para Pescapuerta) y dos bateeiros para Galicia.

Estos trabajos hacen que el astillero se encuentre trabajando a tope, con los 400 miembros de su plantilla, y con industrias auxiliares que han introducido allí a 300 operarios más. Todo este contingente tiene carga de trabajo para año y medio.

Nodosa firmó un contrato con el armador Pescapuerta el pasado 2 de febrero para construir un arrastrero congelador de popa para pescar en el Atlántico Sur. El objetivo es entregar el barco para finales del 2020, para empezar a

faenar en la primavera del 21. «En diez días comenzaremos con el corte de chapa», confirmó desde el astillero José Ramón Regueira.

El arrastrero, al que se le dará el nombre de Falcon, tendrá 75 metros de eslora y 14 de manga. El buque estará especializado en la pesca del calamar y la pota en un caladero en que esta especie está extraordinariamente cotizada y en el que operan 45 barcos con sede en la Cooperativa de Armadoras de Vigo.

Este es el cuarto arrastrero congelador diseñado especialmente para operar en el Atlántico Sur que Nodosa ha construido durante los últimos cuatro años, así como el palangrero congelador CFL Hunter que se entregó en 2017 a armadores de las Malvinas.

El encargo de Pescapuerta llegó justo un mes después de que Nodosa recibiera un pedido similar de un buque para el Atlántico Sur de parte de la armadora Rampesca. Esta última compañía asociada con Falkland Islands RBC, encargó un arrastrero congelador de 63,7 metros;. Este barco será similar al que le entregaron a esta firma el año pasado. «Visto el éxito que tuvo el Monteferro que entregamos el año pasado nos hicieron un nuevo pedido», dijo Regueira.

El astillero con base en el puerto de Marín ha entregado recientemente un nuevo arrastrero construido para la pesquera alemana Kutterfisch.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
4 votos
Comentarios

Crece la ocupación en el sector de la construcción naval en la ría con nuevos pedidos