Colegios públicos se vuelcan para captar alumnado y mantener matrícula

Los centros tienen jornadas de puertas abiertas y visitas guiadas ante la cercanía del proceso de solicitud de plaza


pontevedra / la voz

«Desde luego, una de las decisiones más complicadas en mi vida como madre ha sido la elección del colegio. Cuando tocó tan delicado tema, empecé por hacer una hoja de Excel con los aspectos que ambos padres considerábamos importantes en la educación de nuestra hija...». Este es un extracto de un texto colgado por una madre -autora de la archiconocida y visita web www.vigopeques.com- y refleja bien la preocupación que sienten actualmente numerosas familias que están a punto de escoger centro escolar para sus hijos de tres años. Que los padres vivan tan intensamente el proceso suena casi normal. Lo curioso es que en los centros esta etapa previa a la admisión de alumnos -el plazo comienza el 1 de marzo y se prolonga hasta el 20- también se lleva con auténtico frenesí. ¿Por qué? Porque hasta en los colegios con más demanda son conscientes de que la natalidad sigue cayendo y de hay que volcarse con la captación de alumnado.

El caso más extremo, lógicamente, es el de las escuelas unitarias del rural. En este caso, profesores y padres, volcados con la causa, prácticamente buscan alumno familia a familia para evitar que la matrícula no baje de seis niños por centro y Educación no eche el cerrojo. Ocurre así en Sanxenxo, Barro o Moraña.

Pero la necesidad de captar alumnos no es exclusiva de las unitarias ni del rural. Se cuela hasta en el mismo corazón de la ciudad pontevedresa, donde varios centros bajaron en matrícula en el último año. Ayer, desde el CEIP Xunqueira I, así como desde el Vidal Portela o el Praza de Barcelos, indicaban que tendrán jornadas de puertas abiertas para las familias y cantaban las excelencias de los centros. En el Xunqueira I destacaban que cuentan con profesorado joven, que trabajaba por proyectos y con aulas con ratio baja, de unos 16 niños por clase; en el Praza de Barcelos ensalzaban sus recreos en un parque infantil al aire libre o el hecho de que infantil se impartan asignaturas no obligatorias como psicomotricidad y música. Desde el Vidal Portela aludían a su profesorado con larga experiencia y «muy cercano» y a que es un centro totalmente accesible.

Incluso los colegios con más demanda también se vuelcan con la admisión. En el Álvarez Limeses no hay jornada de puertas abiertas como tal, pero se hacen visitas guiadas a las familias -preferentemente los martes por las tardes- y en el Froebel también hay día para recibir a los padres. Se marcó para el 19.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
2 votos
Comentarios

Colegios públicos se vuelcan para captar alumnado y mantener matrícula