Las constructoras no topan obreros en Pontevedra y recurren a Portugal

Las empresas tienen dificultades para encontrar oficiales y peones, así como fontaneros, pintores y electricistas


pontevedra / la voz

Albañiles metidos a camareros, encofradores en talleres de empleo municipales, peones haciendo las maletas hacia la emigración u oficiales del andamio montando negocios o incluso haciendo fila en el comedor social de San Francisco y viviendo bajo un puente -esta última realidad la contó en este periódico un antiguo obrero y ahora indigente con cama en una caravana en Mollavao-. Esa fue la situación a la que se vieron abocados muchos trabajadores de la construcción cuando la burbuja inmobiliaria estalló y ya no se movía un solo ladrillo. «Casi todo el mundo huyó a otros sectores», decía ayer un oficial de albañilería que se recicló como transportista. ¿Cómo están las cosas ahora? Parece que el trabajo repunta en la construcción -en parte, como reconocen las propias compañías, porque en año electoral se hace mucha más obra pública- y, sin embargo, las empresas de la zona no encuentren oficiales, peones, pintores o fontaneros.

Lo cuentan bien en la Asociación de Constructores de Pontevedra. De hecho, su gerente, Javier Carballeda, mantuvo recientemente una reunión con el alcalde Fernández Lores y la edila Anabel Gulías para abordar la falta de mano de obra cualificada. El Concello pontevedrés se comprometió entonces a impulsar cursos de formación específicos a demanda.

«Técnicos sí que hay»

Lo explican también desde constructoras que trabajan en la comarca de Pontevedra, que indican que les faltan peones y oficiales y que están recurriendo a trabajadores de Portugal. Paula Frieiro, jefa de obra de Covsa, señalaba lo siguiente: «Sí se encuentran técnicos, sobre todo arquitectos y aparejadores. El problema está de los encargados para abajo, la mano de obra. Tenemos problemas para encontrar peones y oficiales», dijo.

En una línea similar hablan desde la Asociación Provincial de Autónomos de Pontevedra, con sede en la urbe del Lérez: «Sí escuchamos que faltan trabajadores para la construcción y que también se necesitan fontaneros y electricistas», dicen. Y el testimonio lo completan en la única empresa de trabajo temporal con sede en la capital pontevedresa, llamada Manpower, donde abren el abanico e indican: «En general faltan fontaneros, electricistas, soldadores y personal de mantenimiento. Ahora mismo, por ejemplo, también se necesitan mecánicos en la zona de O Grove».

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
0 votos
Comentarios

Las constructoras no topan obreros en Pontevedra y recurren a Portugal