Los furtivos agudizan el ingenio

Las fuerzas de seguridad incautan cada vez más canoas y tablas de surf a los infractores


pontevedra / la voz

Una tabla de surf, una canoa y una embarcación neumática eran parte de la logística que empleaba en el marisqueo ilegal en la ría de Pontevedra un grupo organizado de furtivos hasta que esta semana los Gardacostas incautaron todos los artilugios. No es la primera vez que las fuerzas de seguridad, los guardapescas de las cofradías o las propias mariscadoras se los encuentran en las playas.

El furtivismo tira del ingenio para poder arrancar del mar lo máximo posible en el menor tiempo y a la vez, multiplicando las posibilidades de escape, ya no solo por tierra, sino también por mar. A finales del año pasado, por ejemplo, y dentro de la operación Tivo coordinada por varios cuerpos de seguridad, se logró incautar también una embarcación con una matrícula falsa, que estaban utilizando un grupo de furtivos en aguas pontevedresas.

En aquel momento, trascendió que este grupo organizado, al parecer, destinaba a varios de sus integrantes a vigilar por tierra la llegada de personal de las cofradías, la Guardia Civil o los Gardacostas, mientras otros rapiñaban el marisco de las playas como si se tratase de una caja de caudales en el robo de un banco.

El empleo de tablas de surf y otros ingenios flotantes es cada vez más frecuente en las operaciones en las rías. No obstante, el grueso de los aparatos recogidos por los cuerpos del orden y los guardapescas siguen siendo nasas sin identificar -cientos de ellas en varias ocasiones- y redes que no cumplen las medidas reglamentarias o caladas en el mar fuera de sus horarios. En el caso del marisco, normalmente almeja fina o japónica, suele estar en condiciones razonables para su devolución al mar. El pescado y el pulpo que se incautan en la lucha contra el furtivismo, porque esta práctica ilegal se extiende más allá del marisqueo a pie, se suele entregar a algún comedor de beneficiencia para que no se eche a perder completamente.

Aunque la lucha va para largo y está por ver la efectividad de los últimos cambios de Código Penal, al menos parece que en un frente sí se ha logrado la victoria: no hay casos de uso de dinamita.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
0 votos
Comentarios

Los furtivos agudizan el ingenio